NASA declara al 2020 como uno de los años más calurosos del que se tenga registro

0
57

No todo es coronavirus, tal y como lo lees. La situación climática de nuestro planeta todavía es preocupante. De acuerdo a meteorólogos, la temperatura total de la Tierra alcanzó niveles alarmantes.

Esta situación aparenta tener resultados catastróficos e inminentes. A pesar de que la pandemia que azota al mundo inalterable desde marzo del 2020 detuvo un poco las emisiones de carbono de guisa drástica, parece que eso no es suficiente para hacer que el planeta se enfríe un poco.

Expertos de la NASA y otras organizaciones dieron a conocer que el 2020 empató con el 2016, pues se tiene registro de que son los abriles más calurosos de los últimos abriles, mientras que la Delegación Doméstico del Océano y la Entorno (NOAA por sus siglas en inglés) y otras agencias sostuvieron que el año pasado ocupó el segundo o tercer puesto en el ranking.

Por su parte, el Servicio de Cambio Climático Copérnicus de la Unión Europea señaló que el año pasado hubo un aumento de 1.25 grados centígrados, sumándole lo habitual en el periodo de remisión que alpargata desde el año de 1850 hasta nuestros días.

Esta situación es demasiado intranquilizante, ya que lugares extremadamente fríos como Siberia están pasando por una de las mayores olas de calor nunca antaño vistas.

Mientras que en algunas zonas anormalmente frías se encuentran asediadas por constantes olas de calor, otras que deberían recrearse de un clima mucho más templado están recibiendo crudos y letales inviernos.

Otra situación preocupante sobre el cambio climático es que este es cada vez más inestable, lo que provoca que sea más difícil prever y prepararse para los problemas referentes a este.

La humanidad podría estar enfrentándose a una amenaza anciano que el covid-19, por lo que Antonio Guterres, secretario caudillo de la ONU, lanzó un dramático llamado a todo el mundo:

Para no andarnos con rodeos: el planea está roto, amigos y amigas, la humanidad libra una enfrentamiento en contra de la naturaleza y esto es una talante suicida. La naturaleza siempre contraataca y ya lo está haciendo, con una fuerza y una furia cada vez mayores.

El récord de temperaturas llevado a final por la misma estructura es intranquilizante. Tan solo en California, este verano ocurrieron los incendios más grandes de la historia, así como la temperatura del salero más caliente.

Se pronostica que este año la temperatura general se sitúe 1.2 grados por encima de los niveles conocidos, lo que hace de esta decenio la más calurosa que haya existido, con los abriles más calientes del 2015 a la término. De no tomarse una acto drástica al respecto, expertos aseguran que el mundo estaría acercándose a un momento crucial en su historia.

Somos seres humanos y a veces tendemos a ir directo al desastre y ya estando en él muchas ocasiones no nos portamos aceptablemente. Por consiguiente, no existe ninguna fianza de que poco vaya a cambiar, excepto por el hecho de que acabamos de producirse por los abriles más calurosos en la historia. Estamos estableciendo récords y estamos rodeados de desastres.

– Jeffrey Sachs, profesor de la Universidad de Columbia

La ONU dejó en claro que el cambio climático ocupa un lado esencial en su comisión universal, advirtiendo que es muy probable que el mundo afronte un desastre sin precedentes y afirmando igualmente que el fracaso no es una opción, pues los incendios forestales provocados por las altas temperaturas son un preámbulo de lo que podría suceder pero de forma masiva y cada vez más recurrente.