Niño de 12 años se convierte en el más joven en estudiar Ingeniería Aeroespacial

0
22

A los 11 meses de perduración ya podía susurrar e incluso analizar. A sus 12 abriles Caleb Anderson ahora es estudiante del Instituto Tecnológico de Georgia, una prestigiosa institución que capta a los alumnos más inteligentes de Atlanta y de otras zonas de Estados Unidos, lo que ya es un enorme mérito, pero lo es más el hecho de que está en la carrera de Ingeniería Aeroespacial y es el más novato en la historia que logra ingresar a esta carrera, lo que no es ausencia practicable.

FALTAPORTADA (17-07:20)

Posteriormente de ser un estudiante destacado en el Chattahoochee Technical College durante un año, se ganó el derecho a realizar una encuentro al Tecnológico de Georgia donde el propio director Mark Costello lo invitó a tomar clases en esta institución, y es que desde que era todavía más pequeño llamó la atención de sus profesores. Cunado escasamente tenía dos abriles de tiempo ya tomaba clases de primer categoría de primaria y todavía siendo todavía un peque entró a la secundaria.

No soy verdaderamente inteligente (…) Simplemente capto la información rápidamente. Entonces, si aprendo más rápido, avanzo más rápido.

-Caleb

El director del tecnológico manifestó que está seguro de que Caleb se convertirá en un discípulo formal y que adicionalmente tendrá mucho éxito en sus estudios hasta convertirse en ingeniero aeroespacial, y los padres todavía están comprometidos con seguir guiando a su hijo para que reciba la mejor educación posible, pero incluso para que pueda adaptarse al contexto en el que se encuentre, pues no es hacedero ser siempre mucho beocio al resto de sus compañeros.

Queremos que esté en un entorno donde sea aceptado y tolerado (…) Definitivamente lo estamos protegiendo (…) para asegurarnos de que cuando sea adulto, sea un gran cónyuge, un gran padre, un gran amigo, algún día.

-Padres de Caleb

El camino de este carácter no ha sido tratable, ciertamente por ser siempre más pequeño que los demás, lo que ha hecho objeto de burlas, sin requisa él se asume como alguno “diferente”, pues reconoce que su capacidad de enseñanza es superior al de la mayoría y tiene que memorizar a conducirse de esta guisa. A sus 12 abriles ya está decidiendo en qué universidad va a estudiar, cosa que en promedio se hace a los 17, 18 o más abriles.

Tengo este memoria distintivo de ir a una clase de primer punto y cultivarse allí, y todos eran mucho más altos que yo, porque, ya sabes, yo tenía dos abriles. ¡Casi nada podía caminar! (…) Los niños en la escuela secundaria como que me despreciaban, me trataban como si fuera una anomalía (…) Y yo lo soy.

-Caleb

Caleb dice que así ha sido toda su vida y está dispuesto para enredar los retos que vengan, pues al asumirse como algún diferente no lo hace con pesar, sino que sabe que es parte del esfuerzo que tiene que realizar para cumplir sus metas, encima de que cuenta con el respaldo de sus padres y maestros, quienes saben que en área de considerarlo como a cierto “raro” se le debe considerar como un índole. Estamos seguros que muy pronto tendremos noticiero de los logros que vaya alcanzando este pequeño.