Niño dejó a su perrito en la puerta de un refugio para que su papá no lo siga maltratando

0
125

El tener una mascota representa una enorme responsabilidad, pues no solo se trata de darles de ingerir y sacarlos a pasear de vez en cuando, sino que los animales deben tomar todo el cariño y cuidado de parte de los humanos con los que vive.

Cuando el animalito en sitio de ser querido recibe malos tratos, lo mejor es que salga de esa casa y encuentre un área donde sí lo quieran. Esta historia es triste, pero incluso nos deje de los buenos sentimientos de un peque que prefiere separarse de su perrito, a ver cómo su padre lo maltrata.

Amigos de Lucho es una página en Facebook donde se comparten casos de animalitos que buscan refugio, y fue ahí donde un pequeño identificado como Andrés y su mamá pidieron la colaboración de las personas pues su perrito recibía golpes de parte del padre del beocio.

Incluso, la madre manifestó que temía por la vida del can, por lo que decidieron darlo en acogida antiguamente de que poco más sucediera. A través de un texto escrito por él mismo, el chaval envió un emotivo mensaje.

Me llamo Andrés y tengo 12 abriles, entre mi mami y yo decidimos dejarlo en manos de ustedes a escondidas de mi papá porque pensaba venderlo. Pero lo maltrata, una vez lo pateó tan duro que le lastimó su colita. Espero puedan ayudarlo y lo cuiden.

Le dejé un peluche para que no me olvide.

Te puedes marchitar las lágrimas y luego continuar con la recital de esta historia.

Las personas de Amigos de Lucho atendieron el llamado y fueron por el perro, a quien le encontraron algunas lesiones menores en su revisión médica. Lo tendrán en su refugio hasta que algún decida adoptarlo y garantice que le dará todos los cuidados y simpatía que necesita.

Qué pena que exista algún que se atreva a tratar así a un animalito, y lo peor, frente a su hijo. Felizmente Andrés no aprendió del terrible ejemplo de su padre, sino que decidió poco por la vida de su amigo.

Ojalá el supuesto adulto aprenda de esta advertencia de su hijo.