Niño rompió el cristal de un coche y dejó una nota para disculparse; travieso pero ejemplar

0
74

Siendo niños es popular que pasen accidentes al estar jugando, como rajar el cristal de un automóvil y bueno debemos enseñarlos a ser más cuidadosos, pero sobre todo a hacerse responsables por sus acciones y a no salir huyendo, ya que este tipo de conductas las van a replicar cuando sean adultos. Este caso es un ejemplo de lo que los pequeños deben hacer cuando suceden esos pequeños incidentes.

En Palomares del Río, Sevilla, España, un pequeño identificado como Alejandro rompió el cristal trasero de un transporte mientras estaba jugando, y pensaríamos que lo que haría cualquier irreflexivo sería escapar de la ambiente y luego no afirmar carencia del incidente o incluso negarlo si algún le preguntara si tuvo poco qué ver con eso, pero este irreflexivo no huyó, sino que se hizo responsable y le dejó una nota al dueño del transporte para que lo pudiera situar y remunerar los daños.

El transporte estaba estacionado fuera de Talleres Cauro, y un trabajador que vio lo que pasaba aprovechó para compartirlo en redes sociales, lo que de inmediato causó impacto entre los usuarios ya que se ha tomado como un ejemplo no solo del inmaduro, sino todavía de los padres porque al final de cuentas ellos son los que van a retribuir, pero esta es una excelente oportunidad para educar a su hijo sobre lo que se debe hacer, así que no faltaron las felicitaciones.

No solo tenemos vandalismo en el pueblo, asimismo hay niños con muy buena educación. Al inicio de nuestro segundo alucinación de hoy, encontramos este vidrio del automóvil roto y esta nota. Gracias a la comunidad por el aire de este irreflexivo, que se debe a una buena educación.

-Mensaje de los trabajadores de Talleres Cauro

Ojalá que este tipo de acciones se sigan replicando por todas partes, ya que si somos responsables de nuestras acciones sin duda que viviremos en un mundo mejor en el que nos evitaríamos muchos problemas. Alejandro es un ejemplo que todos podemos seguir, así que la próxima vez que cometas un error no salgas corriendo y arregla la situación, ya sea con una nota o esperando a quien hayas afectado.