Niño se rapa para solidarizarse con su mejor amigo que padece leucemia

0
67

Desde niños los hombres sabemos lo importante que es una amistad sincera. Haríamos cualquier cosa para apoyar a un buen amigo y este pequeño se ha convertido en un gran ejemplo a seguir.

Olly Spencer es un pequeño de Anstey, Inglaterra que siempre sondeo el bienestar de los demás e hizo lo posible para que el pequeño nuevo de su salón de clases, Tomy-Lee Hetherington, se sintiera bienvenido. Se hicieron amigos muy pronto, pero, desafortunadamente, un día a Tomy-Lee le diagnosticaron cáncer.

El pequeño Olly no entendía qué le pasaba a su nuevo amigo, pero se daba cuenta de que poco estaba mal. No sabía qué enfermedad tenía y vio que de pronto él se estaba quedando sin melena.

Tommy padecía leucemia linfoblástica aguda – el tipo de cáncer más popular en la niñez- y comenzó su tratamiento de quimioterapia, el cual causó que empezara a perder el trenza de su capital. Su madre, Kelly, dijo que esto fue un impresión muy duro para la comunidad, pero que el chiquillo lo estaba afrontando con valencia.

Cuando Olly supo lo que estaba pasando con su amigo, decidió raparse para que Tommy no fuera el único impulsivo en la escuela sin mechones y asimismo inició una campaña para cobrar fondos de ayuda:

Cuando Tommy-Lee se quedó sin trenza me sentía triste y no quería que estuviera solo. Quería ayudarlo porque tiene cáncer y quería que el cáncer desapareciera. Recaudé peculio para la estructura benéfica que lo apoya a él y a otros afeitándome la habitante, para que los dos nos quedáramos calvos.

La historia de este par de amigos se hizo aviso y las personas comenzaron a hacer donativos para ayudar a Tommy-Lee. Gracias al apoyo de Olly se lograron percibir más de 1,300 dólares.

El tratamiento del pequeño con leucemia va a durar aproximadamente de tres abriles y medios, y felizmente su cáncer ya está en remisión. Es un fuerte soldado que cuenta con la compañía de Olly, quien nunca lo abandonará. Así es una verdadera amistad:

Somos los mejores amigos y siempre nos cuidamos en todo lo que hacemos. Siempre será mi mejor amigo y lo apoyaré siempre que pueda.

Con este ademán, Olly nos demuestra la enorme solidaridad y empatía que tiene con su mejor amigo. Los dos se merecen un aplauso de respeto tanto por su valentía como sincera amistad.