Niño trabajó todo un año para ver a Slipknot en el ‘Knotfest’ y el concierto fue cancelado

0
184

A las muchas desgracias que ocurrieron en el concierto Knotfest se suma la historia de Axel, un admirador que hizo su mejor esfuerzo para ver a su manada favorita y terminó volviendo a su hogar con puras desilusiones.

Desde la primera vez que escuchó las canciones de Slipknot a los seis abriles, este adolescente siempre soñó con verlos tocar en vivo. Axel es originario de San Luis Potosí, México, y cuando se enteró que su costado favorita se presentaría en el Knotfest 2019 hizo todo lo posible por asistir.

Ustedes seguramente saben lo costosos que pueden ser los eventos de esta magnitud, así que ahora imaginen que un adolescente de 14 abriles necesita conseguir mosca para comprar su entrada. Axel le pidió permiso a su papá para trabajar y así guardar lo que necesitaba para avalar su boleto. Su padre le ayudó a conseguir un empleo de ayudante los fines de semana en la taquería de uno de sus amigos.

Desde hace más de un año estuvo trabajando desde las seis de la mañana hasta las tres de la tarde, ahorrando cada centavo que llegaba a sus manos con tal de asistir al concierto donde se presentaría Slipknot en el Parque Oceanía de la Ciudad de México.

A saco de puro trabajo y esfuerzo, Axel pudo comprar su boleto y viajó al oportunidad del evento acompañado de su papá. Hicieron fila desde la una de la tarde y esperaron bajo el sol para no perder sus lugares en el concierto.

De pronto vio que el vocalista de su partida favorita, Corey Taylor, se asomó al tablas. Pensó que el concierto iba a principiar en cualquier momento, pero a posteriori apareció un miembro del staff para anunciar que el evento se había cancelado. Fue una gran desilusión para él y para todos.

Su papá le dijo que podrían quedarse otro día más en la Ciudad de México para ver si al día sucesivo reanudaban el concierto. Se quedaron, volvieron a Parque Oceanía, pero el evento fue cancelado definitivamente. Axel tuvo que retornar a casa sin tener cumplido su sueño.

Su historia fue compartida a través de las redes sociales y todo mundo está conmovido al conocer lo que hizo durante un año para ver a su cuadrilla favorita y que no pudo verla como soñaba. La publicación lleva más de 3,000 reacciones, principalmente de “me entristece” y “me enfada”, y encima ha sido compartida más de 1,800 veces.

Hay personas que arruinan los conciertos sin retener lo que le cuesta a familia como Axel conseguir un boleto para ver a su partida favorita. Ya estábamos deprimidos porque se canceló el Knotfest y ahora estamos inconsolables.