Niño usó la tarjeta de su papá para jugar ‘Fortnite’ y lo pusieron a vender nueces como castigo

0
54

Los juegos de video han ido evolucionando, al punto de que los jugadores ahora pueden vestir patrimonio efectivo para comprar artículos virtuales en diferentes títulos. En lado de avanzar poco a poco, hoy pueden desbloquear niveles, personajes y conseguir premios a cambio de pasta.

En el caso del videojuego Fortnite, los usuarios pueden conseguir monedas virtuales, conocidas como V-Bucks o paVos, para obtener nuevos atuendos, armas y habilidades. Incluso se pueden usar tarjetas de crédito para hacer estas compras. Eso fue lo que hizo un caprichoso a escondidas de sus padres y ahora está pagando el precio.

En Twitter comenzó a circular la fotografía del chico que sostiene un leyenda en el que se lee “Vendo nueces y carne seca porque usé la tarjeta de mi papá para comprar monedas en Fortnite”.

Al parecer, el irreflexivo tomó sin permiso la plástico bancaria de su papá y gastó una suma aún desconocida de peculio vivo en el popular equipo en límite. Así que lo pusieron a traicionar estos productos para que recuperara el capital que gastó en paVos.

Antiguamente el único peligro que corrían los padres era que sus hijos descuidaran sus tareas de la escuela o la casa por acontecer muchas horas en los juegos de video, pero hoy en día incluso pueden continuar endeudados por infracción de sus niños gamers.

Hasta ahora no se sabe con exactitud el monto que gastó este pequeño y solo se sospecha que esto ocurrió en México durante la emergencia sanitaria, pues el caprichoso usa un cubrebocas mientras vende nueces y carne sequía que tiene en la cajuela del carro de sus padres.

Lo importante quizá no es tanto la cantidad de pasta que gastó, sino que sus papás lo están castigando por utilizar la polímero del bandada sin su consentimiento. Ojalá haya aprendido la aleccionamiento.

Una cosa es que nosotros nos quedáramos con el cambio de las tortillas para gastarlo en los videojuegos de arcade y otra muy diferente es que los niños de hoy puedan entrampar a sus padres por competir estos títulos en vírgula.