Niño vende sus dibujos en redes sociales para ayudar a pagar la cirugía de su mamá

0
117

Al vencer su padre, este mancebo entendió que ahora él era el hombre de la casa e hizo lo posible por ayudar a que su madre tuviera el efectivo suficiente para una operación médica que ella necesitaba.

Cuando la mujer que nos dio la vida no puede sola, los hijos tratamos de apoyarla con lo que podamos y Mateo Nemer Pérez, de solo 12 abriles, ofreció lo que tenía: sus dibujos. Este pequeño de la ciudad de Santa Cruz, Bolivia pidió la ayuda de la gentío y las personas no tardaron en ofrecer su solidaridad a este varoncito alfa.

La señora Edith Pérez es la mamá de Mateo y desde hace seis abriles tiene una prótesis en la cadera. Por desgracia, este máquina le ha traído mayores complicaciones con el paso del tiempo, por lo que necesita una cadera nueva para poder moverse y ser el soporte de su comunidad.

El padre de Matero falleció y en su casa solamente podían ayudar tanto su abuela como una de sus tías. Así que él pidió ayuda a los usuarios de Internet a través de un video emotivo en el que mostraba sus dibujos hechos a lapicero y los ofrecía a un precio de 1.4 dólares para obtener reunir el parné que su mamá necesitaba.

Aunque Edith sí tiene seguro médico, esta operación no podía ser cubierta en su plan de sanidad, pues tiene un costo de 7,000 dólares. Ya habían fatigado todas las opciones y por eso Mateo hizo lo posible por ayudarla.

Él mostró sus dibujos enmarcados con cartulina, así como papel iris y al borde del lloro suplicó que lo ayudaran. Dijo que su cumpleaños se acercaba y que no quería pasarlo sin su madre.

El video se hizo vírico, conmovió el corazón de personas de países como Bolivia, México, Estados Unidos y hasta naciones europeas. Desde estos lugares, la muchedumbre hizo donaciones y le compraron sus dibujos.

En cuestión de tres días Mateo logró reunir el cuartos que le hacía descuido a su mamá y retraso que pronto sea operada en el Hospital Municipal de San Juan de Todopoderoso en Santa Cruz. Eso es lo que un hombre hace por su clan.

Estoy muy agradecida con Todopoderoso y la gentío que me apoyó. Ahora que tengo el patrimonio me siento nerviosa, pero afortunada de lograrlo. Tengo las manos puestas en Todopoderoso, espero recuperarme para poder trabajar y apoyar a mi hijo.

– Edith Pérez

Ahora esta comunidad sonríe nuevamente y él está agradecido con todos por su gran ayuda. Su madre —y todos nosotros— está más que orgullosa. Mateo es un ejemplo a seguir, por lo que nos ponemos de pie para darle una ovación y de paso enjugarnos las lágrimas de hombruno que nos provoca su bondad.