No hay vuelta atrás: Ministra de Medio Ambiente defiende cierre de Ventanas y senadora Rincón cuestiona desprotección de trabajadores

«Como Gobierno apoyamos esta medida de Codelco”, declaró, tajante, la ministra de Medio Dominio, Maisa Rojas, al comentar la audacia del directorio de Codelco de proceder con el candado programado de la fundición Ventanas producto de su incidencia en los niveles de contaminación ambiental en la zona de Quinteros y Puchuncaví, Región de Valparaíso.

La ministra Rojas formuló estas declaraciones en La Moneda, ocasión en que refirió a que la contaminación en Concón, Quintero y Puchuncaví “se arrastra por décadas”, lo que torna necesario su cese de operaciones y su reemplazo por una fundición que incorpore tecnología de punta.

“Hemos visto como niños, niñas y adolescentes han enfermado en sus colegios. Las intoxicaciones y el daño medioambiental son inaceptables”, afirmó la ministra de Medioambiente, quien luego sostuvo que la prioridad del Gobierno de Gabriel Boric es “la salud y dignidad de las personas. La evidencia es clara, Codelco aporta más del 60% de las emisiones anuales de dióxido de azufre, las cuales provienen principalmente de la fundición en la zona. Este es un componente dañino para la salud de las personas”, agregó.

Respecto de las amenazas de los trabajadores agrupados en la Alianza de Trabajadores del Cobre, quienes convocaron a una paralización en todas las divisiones de Codelco, Maisa Rojas sostuvo que “no nos olvidamos de las y los trabajadores, combatir la contaminación requiere un enfoque de transición socioecológica competición y que las decisiones en materias ambientales y de vigor no las paguen los mismos de siempre. Existe un trabajo coordinado para alcanzar una alternativa en conjunto con los trabajadores».

“Este es un avance histórico, pero no la solución definitiva. Seguiremos trabajando para aumentar las exigencias ambientales. Todas las empresas públicas y privadas deben mejorar sus estándares de operación. Nos ocuparemos del aire, agua y también del suelo. Nuestra prioridad como Gobierno es poner la vida en el centro”, añadió.

En tanto, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, reconoció que fue una valor compleja ya que “ningún Gobierno aspira a cerrar una fuente productiva, pero los Gobiernos tienen obligaciones y en este caso el compromiso es no tener zonas de sacrificio. Estamos frente a un territorio que teníamos que detener las escuelas para proteger la salud de los niños, eso no es posible permitirlo”.

¿Y los trabajadores? Monsalve fue tan categórico como lo fue la ministra del Medio Bullicio, Maisa Rojas, y el Presidente Gabriel Boric, quien llamó a terminar ya con las “zonas de sacrificio”.

“Ninguno va a quedar sin fuente laboral, además habrán iniciativas del Gobierno en materias de compensar. Hay que proteger a las personas y a los trabajadores, en ambos ámbitos hay un compromiso público y claro”, al tiempo que llamó a “no especular” por cuanto “el Gobierno tomó una valentía respecto a un sector. Esa zona de sacrificio y en el caso particular de fundición, la valor se ha tomado ahí, no hay otra».

Quién ha expresado su rechazo a la iniciativa fue la senadora DC Ximena Rincón, quien, a través de sus redes sociales y pese a las aclaraciones de las autoridades, criticó la desprotección en que se deja a los trabajadores. «Presidente sostiene que obturación de Ventanas es por razones ambientales y de descontaminación. Lo que no se entiende es que cientos de trabajadores queden a la deriva y sin tener certezas sobre su futuro», escribió en Twitter.

«Millones apostaron por un Gobierno diferente, esperaban un Presidente que se arremangaba las mangas e iba a circunscripción a musitar con los trabajadores y que empatizaba con ellos. Pero no ha sido así, se sienten abandonados! No estamos en contra del medio bullicio. Estamos en contra de hacer mal las cosas», agregó.

 

Latest articles

345.4k Followers
Follow

Related articles