Nueva Normalidad no duró ni una semana: Presidente Piñera cambia otra vez de discurso y ahora propone el “retorno seguro”

0
135

Sale Nueva Normalidad, entra Retorno Seguro. El Gobierno dio un vuelta en el concepto que ha tratado de instalar para expresar la nueva grado del combate del coronavirus, y comenzó a jugarse por un nuevo término.

Así lo dio a entender el Presidente de la República Sebastián Piñera en una entrevista que el matinal “Bienvenidos” de Canal 13 emitió esta mañana. “Nos estamos preparando para la nueva normalidad, para el retorno seguro. Necesitamos a los empleados públicos, a los sanos, jóvenes, para así estar preparados” , indicó.

Luego insistió en el concepto: “El retorno seguro no es ahora, va a ser cuando el punto más álgido haya pasado”, dijo el Mandatario.

De este modo, el Ejecutor empieza a dejar de costado un concepto fuertemente cuestionado por organizaciones como el Colegio Médico, expertos por la examen, e incluso desde sus propias filas, desde donde han hecho notar lo inconveniente del término.

En su remplazo apela a todo un clásico de las administraciones piñeristas, unirse  el sustantivo de la palabra “seguro”: así lo hicieron  en el pasado con Estado Seguro (para la violencia en el fútbol), Clase Segura (para los establecimiento escolares) e incluso Degeneración Seguro (para el evento elevado del año pasado)

“La pandemia del desempleo”

El principal argumento de Piñera para el retorno seguro a las actividades es el tema crematístico, señalando que el mundo y Pimiento enfrentarán la peor recesión en 100 abriles.

“No podemos caer de la pandemia del coronavirus a la pandemia del desempleo”, indicó, añadiendo que “si todos nos quedamos en nuestras casas, si Chile está funcionando a media máquina, va a ser imposible recuperar la economía”.

Al mismo tiempo, el Mandatario defendió los planes económicos que el Gobierno ha diseñado para enemistar la crisis, señalando que nunca antiguamente se han hecho programas de esta magnitud y que ellos “protegen a 10 millones de chilenos”.

Frente a los requerimientos de la examen y expertos que demandan un decano esfuerzo, Piñera fue tajante. Dijo que esas peticiones “se dicen desde la galería”, y lo planteado ya “está al límite de las capacidades del Estado”.

El triunfalismo sigue incólume

Adicionalmente, si proporcionadamente sostuvo que “lo último que queremos hacer es crear una sensación de falsa confianza (…) de falso triunfalismo”, lo cierto es que sus palabras dan cuenta de todo lo contrario.

Adjunto con insistir en que el Gobierno se viene preparando desde enero para combatir el Covid-19  y reiterar una vez más que el país tiene  la menos tasa de letalidad y está entre los mejores del mundo en cuanto a tomas de test, Piñera hizo una comparación con las grandes potencias del mundo.

“Estamos llegando a una cumbre y tal como se está dando esto, son pocos los países que lo pueden decir, toda persona que necesite atención de salud, cama crítica, respirador mecánico, lo va a tener. Y eso no lo pueden decir ninguna de las grandes potencias del mundo”, indicó.

Adicionalmente del triunfalismo que no cambia nulo, siquiera varió un extremo su respaldo a Jaime Mañalich, protagonista de una seguidilla de polémicas durante los últimos días, a quien calificó como “un tremendo ministro de Salud”.