Nuevo varamiento de carbón en Las Ventanas revela aumento de episodios en un 4525% en los últimos 10 años

0
110

La playa de Las Ventanas amaneció nuevamente este jueves cubierta de carbón. Se trata de una situación cotidiana en el sector, donde operan 4 termoeléctricas de la empresa AES Gener, cuyo carbón es transportado por la empresa Puerto Ventanas S.A.

Esta situación tiene relación con lo denunciado la semana pasada por el diario El Mostrador, que en un reportaje hizo conocido el “acuerdo mordaza” de AES Gener con pescadores artesanales de la zona. En concreto, la empresa llegó a un acuerdo con los miembros de distintos sindicatos de pescadores artesanales del circunstancia, para que se desistieran de continuar con una demanda civil que buscaba la reparación por la contaminación de las aguas producto de los frecuentes varamientos de carbón.

Por una acotada suma de moneda, a repartir en tres pagos de aquí al 2024 (no más de $4 millones en cinco abriles, mientras los honorarios del abogado César Mostrador y sus socios ascendían a cerca de $500 millones), los pescadores acordaron renunciar a la posibilidad de cobrar todo tipo de indemnización adicional, no solo por los daños producidos  a su actividad económica por los bienes de los varamientos en el presente, sino adicionalmente por todos los que podría causar este tipo de contaminación en el futuro y que afectaren no solo a los firmantes, asimismo a sus familiares, socios, parientes lejanos y hasta amigos.

Información recabada por la Fundación Terram -vía Ley de Transparencia- da cuenta de que los varamientos de carbón han ido en aumento en los últimos 10 abriles. En 2009, se registraron solamente cuatro episodios. 10 abriles a posteriori, en 2019, se registraron 185, lo que representa un aumento de 4.525 %, y de 27 por ciento respecto a 2018, cuando hubo 146 varamientos. En total, 712 varamientos de carbón se han registrado entre 2009 y 2019.

Al respecto, Hernán Ramírez de Fundación Terram, sostuvo que este varamiento se dio “básicamente por las condiciones de oleaje que hubo hoy día. Muy poco oleaje y cambios de marea bastante amplios. Hay luna llena, lo que hace que la marea alta y la marea baja sean muy altas y sean bastante bajas, y eso permite que el carbón vare”.

“El carbón que cae del proceso de emboscada y desembarque de carbón, que se viene registrando desde el año 2009, en donde la fiscalía marítima lleva dos sumarios administrativos por lo mismo. Se han presentado demandas, y son esas demandas lo que salió publicado la semana pasada en El Mostrador respecto a los acuerdos entre pescadores y Aes Gener y abogados”, agregó.

Una situación del día a día

Desde Greenpeace denunciaron que los varamientos de carbón son una situación del día a día en la zona. El vocero de la estructura, Mauricio Ceballos, dijo a El Mostrador que “el tema de los varamientos es casi del día a día en la zona de Quintero y Puchuncaví, sobre todo en Ventanas, que es la playa que por la orientación hacia el puerto donde se descarga el carbón de AES Gener, es la más afectada. Las corrientes siempre van arrastrando carbón hacia ese lugar. Este episodio se ha ido incrementando año a año desde que se inauguraron las dos centrales nuevas que componen e Complejo Termoeléctrico en Ventanas, y ya estamos en una situación completamente descontrolada, en donde prácticamente todos los días está varando carbón”.

“Lo que hemos logrado detectar en las últimas semanas, es que existe un intento de AES Gener de silenciar cualquier tipo de denuncia respecto a los distintos daños ambientales que está generando en la zona, uno de ellos es el varamiento de carbón. Parte de ello es también la génesis del acuerdo que ha intentado realizar con gente de la comunidad, de pagarles por la posibilidad de no denunciar a la empresa en los próximos años, y eso obviamente busca darle toda la legitimidad posible para poder seguir realizando esta acción”, agregó Ceballos.

Finalmente, el vocero de Greenpeace informó que interpusieron una demanda, “en vista de que se aclare realmente y se pueda deshacer este tipo de acuerdos que se hicieron principalmente engañando a la gente de la zona, porque en el fondo se negoció con una persona que estaba representando a la comunidad ante la empresa, y esta persona se desistió de la denuncia y ha hecho que se haya generado la posibilidad de este acuerdo”.