“Nunca más sin nosotras”: las voces detrás de la multitudinaria marcha del 8M

0
94

¿De dónde eres y qué te motiva a estar aquí este 8 de marzo? Fue la pregunta que más de una decena de mujeres de distintas comunas respondieron a El Mostrador durante la primera marcha de la Huelga Común Feminista por el Día Internacional de la Mujer, este domingo 8 de marzo.

Carabineros número en 150 mil las asistentes, mientras que la Coordinadora Feminista 8M dice 2 millones, lo cierto es que cada rincón de Plaza de la Dignidad, el parque Bustamante, la arboleda y sus calles aledañas estaban repletas de mujeres que, aunque motivadas por distintas razones, unían sus voces para exigir el fin de la violencia de clase, entre otras cosas, que en sus distintas variantes se han llevado las vidas o han dejado con serias secuelas a quienes han sido víctimas de ellas y han sobrevivido.

Ivonne Vergara caldo desde la comuna de Maipú, su relato representa la peor cara de la efectividad doméstico, “vengo porque mi hija sufrió violencia machista y mataron a la hija de una amiga… a la Fernanda Maciel, eso me motivó a venir”. Su hija, Maricel Barahona de Conchalí, acompaña a su madre en la misma lucha, “vengo en representación de todas las que mataron, de todas las que ya no están, las que murieron en brazos de quienes decían amarlas, a las que le ofrecieron el cielo. A mí me violentaron no sólo una vez, y por eso estoy acá dando cara por todas”.

Ivonne conexo a sus hijas.

Los relatos de despotismo incluso fueron un divisor determinante esta caminata, y es que ser una mujer rodeada de desconocidos suele ser una experiencia incómoda, sin requisa, eso cambia en esta convocatoria, las asistentes consideran que el entorno es cómodo porque “están rodeadas de compañeras con los mismos ideales”, ese fue el caso de Danae Ríos de 17 abriles, vecina de Maipú. “Me motiva estar acá ahora, yo desde muy chica he sufrido el abuso callejero, hace como 2 años sufrí una violación, por así decirlo, que me motivó mucho a estar aquí adentro”, contó.

“Estoy acá para estar con todas, esto es algo terapéutico porque tras el 18 de octubre he vivido mucha violencia y ahora después de un tiempo de resguardo, decidí salir para estar con todas hoy”, contó Esperanza Fredez de 25 abriles, quien es estudiante de danza y viene desde el distrito Yungay.

Esperanza y sus amigas en la manifestación.

Uno de los puntos de la convocatoria que causaron controversia, fue la característica que exigieron algunas agrupaciones: “una marcha separatista”, es opinar, sin la presencia de varones. A esta condición se refirió Paula de 34 abriles de Cerro Navia, “me motiva el futuro para mi hija, para que no le pase nada a ella ni a mí, ni a mis hermanas, ninguna mujer, lo único que no estoy de acuerdo es cuando se ponen a gritar eso de “que se vayan los pololos” porque estamos pidiendo igualdad y equidad y aquí no lo estamos demostrando, pero por lo demás hay que seguir, bacán”, dijo la mujer. Clara tiene 72 abriles y viene desde La Bandera acompañada por su hermana y sus sobrinas, “yo estoy aquí porque creo que era mi deber venir, estar con todas las mujeres que de alguna u otra manera han sido vulneradas sus derechos. Hay muchas mujeres que han sufrido mucho y sus familias, entonces siento que lo mínimo que podía hacer es dar la cara. Nosotras venimos a todas estas cosas a todas las marchas”.

Paula y sus amigas.

La igualdad de derechos y una vida digna fueron otras demandas que se escucharon con fuerzas, demandas que coinciden con las del estallido social. Alejandra tiene 38 abriles y caldo con su hija Javiera de 18, y su motivación esa, “que no seamos una menos, que todas tengamos los mismos derechos, no más desigualdades, más justicia, no más abuso y finalmente que el cuerpo es de cada una, somos nosotras quienes decidimos no los hueones’ ni el maldito puto Estado”.

“Estamos exigiendo más derechos, luchas, desigualdades que sufrimos más las mujeres que hombres, entones necesitamos manifestarnos más allá aún. Las manifestaciones de los viernes han caído muchísimo, pero ahora somos más, demostramos mucho más y somos capaces de todo, con estas marchas masivas se nota que podemos mucho más, más empuje de parte tanto del gobierno y de todas las entidades que ganan plata, que se manchan las manos con sangre de todas las personas que aquí, en este momento, ya no están”, comentó Estefanía Leiva.

Catalina Sandoval de 17 abriles residente de San Bernardo, contó que su motivo para estar este día es para pedir respeto, dignidad e igualdad para las mujeres. Camila de 29 abriles, de la misma comuna comparte el observar de Catalina, “estoy aquí para luchar por las muchas que ya no están, para luchar por mi hija, para que haya una buena pensión, para que nos respeten, para que no nos maten, no nos violen y para que nos valoren como mujeres, porque sin nosotras este país no va a ser nada”.

Andrea caldo montada en su moto y con su gran especie de compañeras motoqueras, “las mujeres estamos en todos lados, entonces, en cierto modo es bien llamativo el tema de la mujer en moto, y por eso nos juntamos y dijimos bueno, nosotras todas andamos en moto todos los días 24/7 ¿y por qué no llegar en moto? ¿por qué tenemos que reprimir nuestra ida a machar porque no tenemos un lugar para dejarla, un espacio en la calle? Pero claro que tenemos espacio, nuestras compañeras nos lo hicieron y aquí estamos, porque nos queremos vivas, nos queremos libres, no más impunidad, injusticias. Queremos igualdad sobre todo”, dijo.

Pilar, santiaguina de 28 abriles se siente motivada al compartir con tantas mujeres, “estar con todas este momento que se viene bien fuerte… creo que es necesario que estemos hoy, para así darle más visibilidad y demostrar que somos muchas, y que vamos a seguir organizándonos a nivel territorial, barrial, así mismo con las amigas que estoy ahora, por ejemplo, y que no hay edad ni diferencias, estamos todas juntas”.

¿Cómo lo vivieron las organizaciones feministas?

Desde la Coordinadora Feminista 8M, la vocera Alondra Carrillo, fue la encargada de realizar un oscilación de la convocatoria. “Se trata de un balance parcial, esta es la primera jornada de Huelga General Feminista y aún falta todas las marchas de regiones que van a tener lugar, aproximadamente desde las 18:00 hrs. Este balance nos dice por supuesto que se trata de una movilización histórica, no solamente por su magnitud, sino que también porque las mujeres y disidencias hemos decidido ejercer nuestro derecho constitucional a la protesta las allá de todo límite, más allá de toda mención que se intentó plantar desde las autoridades, nosotras decidimos salir a las calles con la convicción de que era necesario pasar a la primera línea contra el terrorismo de Estado, poder enfrentar la situación de materia gravísima de derechos humanos que estamos viviendo hoy y poder también hoy empujar para profundizar el proceso constituyente y poder pelear efectivamente”.

“Que sepa este Gobierno que eran cientos de miles de millones de mujeres en la calle pidiendo que se vaya el Gobierno de Sebastián Piñera porque es un Gobierno criminal que ha declarado la guerra al pueblo, eso es parte del contenido de esta movilización, nosotros hemos pasado la 1ª línea contra el terrorismo estado contra la violencia machista o contra la violencia patriarcal y la política-sexual. Esta movilización es parte también y es un momento más de la revuelta popular que se da curso en Chile desde el 18 de octubre del año pasado”, agregó.

En el mismo sentido, la presidenta de la fundación Iguales Pimiento, Alessia Injoque, destacó que es un espacio hermoso de sororidad, “mujeres de todas las edades y de diferentes espacios de la sociedad unidas, dándonos fuerza unas a otras y luchando, no por ambición de poder ni gloria, sino porque sabemos que compartimos vulnerabilidades, experimentamos injusticias y sabemos que para superarlas necesitamos cambios sociales”.

Finalmente, desde la Corporación Miles Pimiento, la directora ejecutiva, Anita Peña, señaló que fue una marcha completamente multitudinaria y masiva. “La emoción nos rodeaba a todas las mujeres que hemos participado históricamente en estas marchas es significativo y estar frente a un archivo histórico nacional y ver un cartel que dice “donde no está el Estado las amigas apañan”.

“Hoy día la marcha del 8M refleja precisamente como las mujeres hemos sido parte de generar un espacio de protección y de cuidado para manifestarnos políticamente, se ha politizado hoy día todas las dimensiones de la vida de las mujeres hemos visto consignas que hacen referencia a las pensiones dignas que hacen referencia al reconocimiento del trabajo reproductivo hacen referencia al reconocimiento del aborto como un derecho de decidir que debemos tener las mujeres, es maravilloso”, añadió.

“Es emocionante ver a la abuela a la ñaña a las niñas las mujeres de distintos barrios… hoy día llegaron desde el cordón sur poniente oriente de Santiago llegaron acá a la manifestación mujeres y cuerpos disidentes, todas las intersecciones hoy día las vemos en esta Alameda, en una calle que no deja de emocionarme así que un abrazo, y ojalá nos veamos todas en la huelga feminista a reconocer el trabajo reproductivo de las mujeres y a reconocer que todavía este movimiento feminista tiene una fuerza imparable un abrazo”, finalizó.