Obama viaja a Atenas para hablar de democracia y tranquilizar a europeos sobre Trump

0
567
loading...

AFP

por Jerome CARTILLIER

El presidente estadounidense Barack Obama llega este martes a Atenas, en la primera etapa de una tournée de despedida por Europa en la que intentará tranquilizar a sus homólogos sobre la vencimiento electoral de Donald Trump.

El 44º presidente de Estados Unidos probablemente había imaginado que su final alucinación como mandatario iba a tener otro dirección, pero la venida de Trump a la Casa Blanca copará todas las agendas.

Tras la triunfo electoral del republicano, Obama será blanco de muchas interrogaciones sobre el rumbo que adoptará Estados Unidos en grandes temas de la política internacional, como el acuerdo sobre el clima y el programa nuclear iraní. 

En una conferencia de prensa antiguamente de salir de Washington, Obama expresó cierta “preocupación”, pero todavía recalcó que el próximo mandatario tendrá problemas para cumplir sus promesas de echar por la baranda el acuerdo nuclear con Irán y los tratados de combate al cambio climático. 

“Se vuelve más difícil deshacer algo que está funcionando”, advirtió Obama.  

Obama irá primero a Grecia, donde se entrevistará con miembros del gobierno incomprensible y visitará el Partenón, y luego irá a Alemania, donde se reunirá con la canciller alemana Angela Merkel, una de sus socias más cercanas.

Igualmente se reunirá en ese país con el presidente francés François Hollande, la primera ministra británica Theresa May y con el primer ministro italiano Matteo Renzi.

El presidente estadounidense concluirá su alucinación en Perú, donde se celebrará la cumbre del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Entre los líderes con los que planea reunirse destaca su homólogo chino, Xi Jinping.

El miércoles, está prevista la trayecto más simbólica, en la que el presidente estadounidense visitará la Ciudadela y posteriormente pronunciará un discurso sobre los desafíos de la globalización, unas palabras que se paciencia que tengan una resonancia singular en un momento de inquietud de varios movimientos populistas, a entreambos lados del Atlántico. 

La seguridad será rigurosa en el centro de Atenas, con miles de policías en las calles, con el objetivo de controlar manifestaciones de funcionarios públicos y grupos de izquierda que planean protestar por la encuentro del mandatario.

Poco a posteriori de su aparición, Obama comparecerá en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro, Alexis Tsipras.

‘Un mundo incierto’ 

“Es una visita emblemática y excepcional, que marca un reconocimiento hacia los esfuerzos de los griegos para arreglar el tema de la deuda y estabilizar la región”, destacó el portavoz del gobierno de Atenas, Dimitris Tzanakopoulos. 

Para el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, la disyuntiva de Donald Trump refuerza la posición de Grecia frente a sus acreedores. 

“Vivimos en un mundo incierto. Esto debería ayudar a Grecia. Ya que la Unión Europea y la zona euro tienen que mostrar que pueden resolver sus problemas por si mismas”, dijo al diario teutónico TAZ.

Tras la imposición de draconianas medidas de sobriedad, Grecia intenta salir de la recesión, con una leve recuperación económica.

“Creo fervientemente en que para realizar reformas que se sostengan en el tiempo la gente necesita esperanza”, dijo Obama en una entrevista al diario ininteligible Kathimerini, en la que prometió instar a los acreedores de Atenas “a tomar las medidas necesarias, en especial con respecto a un alivio de la deuda, para que (el país) pueda retomar un crecimiento económico robusto”. 

Si acertadamente Estados Unidos cuenta con el apoyo del FMI, este tema topa con la intransigencia de Alemania, por lo que es poco probable que se logre un avance. 

Fuente:T13.cl

loading...