ONU llama a las autoridades en Chile a “asegurar la integridad física de los manifestantes y los derechos de reunión pacífica sin autorizaciones previas”

0
262

El caso de Óscar Pérez, el jóven que fue aplastado por dos carros policiales durante una manifestación la incertidumbre del viernes en Santiago, mantiene conmocionado al país y ha despertado las críticas de gran parte de la sociedad y de organismos internacionales.

El damisela fue embestido por un zorrillo, nombre popular con el que se conoce a los carros alabarda gases de Carabineros, cuando se encontraba en la denominada Plaza Dignidad. Eso sí, pese a la crudeza de las imágenes, según información del Instituto Doméstico de Derechos Humanos (INDH), el señorita sufrió una fractura de pelvis y fue inmediatamente ingresado a la ex Posta Central en condición estable.

La Fiscalía chilena imputó este sábado cargos al carabinero autor del atropello, identificado como el punta Mauricio Carrillo, y se ordenó la medida cautelar de firma mensual mientras continúan las investigaciones.

¿De qué sirven las charlas?

“¿De que sirven las charlas sobre DDHH que se dan los Carabineros si en la calle siguen actuando con brutalidad extrema? Los autores materiales y los mandos a cargo de la operación, deben ser destituidos y sancionados penalmente. Si eso no ocurre y pronto, continuarán los abusos”, denunció a través Twitter el director para América de la ONG Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

Vivanco cuestionó adicionalmente el efectuar de Carabineros a raíz de las imágenes del atropello del señorita Óscar Pérez (20) y afirmó que las imágenes “sugieren que se trató de un intento deliberado por lesionar a una persona, es decir, con dolo”. Sin incautación, agregó que la equidad zanjará qué ocurrió.

El representante de la ONG todavía indicó que los funcionarios deben ser suspendidos, y señaló que “si tienen responsabilidad penal, sean además destituidos”. Por otra parte, apuntó a quienes “tienen responsabilidad de mando” por las actuaciones de subordinados.

Cerca de mencionar que HRW denunció en un duro crónica que los Carabineros han cometido graves violaciones a los derechos humanos, como uso indiscriminado de la fuerza o torturas, durante las protestas más graves que vive Pimiento desde el retorno a la democracia en 1990 y que ya se han cobrado la vida de al menos 24 personas y han provocado miles de heridos.

Afianzar la integridad de los manifestantes

En la misma serie se manifestó la Oficina del Detención Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), que incluso denunció en un fresco noticia violaciones a los derechos humanos y que en un comunicado pidió a las autoridades chilenas “asegurar que las personas puedan ejercer su derecho de reunión pacífica sin restricciones, autorizaciones previas ni riesgos para su integridad física”.

“Preocupa a ACNUDH el caso del joven atropellado por un carro policial ayer en Santiago. Hechos recientes evidencian que casos de personas heridas en el marco de manifestaciones continúan ocurriendo”, agregó el organismo.

Cerca de mencionar que la manifestación del viernes tuvo superficie luego de que el intendente de la región Metropolitana, Felipe Guevara, cercó Plaza Italia y desplegó un millar de carabineros en la zona en un intento por evitar nuevas concentraciones.

Cientos de manifestantes acudieron igualmente al punto y lograron saltar las vallas, lo que provocó fuertes enfrentamientos con los agentes del Estado.

Continuará el “copamiento preventivo”

“La estrategia que ha utilizado Carabineros desde el lunes de esta semana la ponderamos como adecuada”. Así califica el intendente Guevara el copioso despliegue policial realizado durante los últimos días en el sector de Plaza Baquedano.

El intendente evaluó positivamente el llamado “copamiento preventivo” y abordó los incidentes que ese día incluyeron el caso de Óscar Pérez.

“Hubo un accidente. En el video no se aprecia que haya una coordinación entre los dos conductores de los vehículos policiales para atropellar a nadie”, afirmó Guevara.

Y es que a litigio de la autoridad regional, “no vi que Carabineros estuviera sobrepasado, y el resultado final es que lograron mantener el orden público” en esa zona.

Guevara añadió que el plan de copamiendo con Carabineros continuará y que la policía, durante la última semana, recuperó su funcionamiento; “no hubo cortes de tránsito; pudo funcionar el transporte público; los ciclistas, peatones y automovilistas pudieron circular por el sector por primera vez en mucho tiempo”, señaló.

En esa misma linde, explicó que “es Carabineros quien determina qué número de efectivos va a instalar en cada lugar y de qué tipo: si son Fuerzas Especiales, a caballo, en motocicleta, radiopatrullas, lanzagua, esa decisión es netamente de Carabineros. Ellos saben cuál es su potencial y sus necesidades”, concluyó.