Oposición critica a Piñera por repetir el libreto de la violencia sin mencionar lo “verdaderamente necesario” como es un “acuerdo económico social”

0
127

“Llegó el tiempo de un Gran Acuerdo por la Democracia, contra la violencia y por la paz”, dijo esta mañana el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda, repitiendo la misma logística post estallido, de poner el tema de la violencia urbana por sobre la aprieto de las medidas sociales. Esta repaso fue la que recogió la concurso tras tomar con distancia sus palabras, y remarcar la desatiendo de propuestas concretas en materia de memorándum social en la reaparición del Mandatario.

Así lo dejó en claro el presidente del Partido por la Democracia (PPD), Heraldo Muñoz, quien subrayó que “lo verdaderamente necesario” es un pacto económico-social que dé respuesta a las demandas expresadas por la ciudadanía en estos cuatro meses de estallido social. Dicho acuerdo -precisó-  encima debe ir más allá del Gobierno y la concurso e incluir a “empresarios y trabajadores, académicos”.

En concreto, el timonel pepedé mencionó que las prioridades son “tener no solo un mejor sistema de previsión, de seguridad social, sino que tengamos salud de calidad, mejor educación aún, que tengamos soluciones al endeudamiento, justicia territorial, mejores salarios y para eso se requiere un plan de acción a corto plazo, reformas estructurales de aquí a unos cinco años plazos. Y finalmente, un consejo ciudadano que pueda fiscalizar que se lleva a cabo ese eventual acuerdo”.

Por su parte, el presidente del Partido Socialista, senador Álvaro Elizalde, notificó al Gobierno que “un acuerdo con la oposición no va a resolver el problema si no existen propuestas sociales que respondan a las demandas ciudadanas”. Mientras, en la misma partidura, la presidenta de Comunes, Javiera Toro, dijo que La Moneda insiste en su memorándum propia, sin hacerse cargo de las demandas de la muchedumbre.

“El Gobierno insiste en el mismo guión de los últimos cuatro meses, con los llamados a condenar la violencia e insistiendo en su propia memorándum legislativa, sin hacerse cargo de forma responsable de dar respuestas a los problemas y deyección que está planteando la sociedad chilena”, dijo a Emol.

El emplazamiento de Piñera

Esta mañana, tras el regreso de sus ocio y luego de un consejo de junta, Piñera realizó un discurso cargado de emplazamientos a la concurso, y dijo que la prioridad ahora es recuperar el orden notorio.

En tal sentido, sostuvo que no se trata solo de condenar la violencia, “sino que se tiene que condenar a quienes no condenan la violencia y a los que no defienden la democracia” y remarcó en la indigencia de tener “paz y orden público” para así poder concretar un plebiscito tolerante, noble y transparente” aludiendo a  la consulta del 26 de abril.

Pero estos puntos incluso fueron refutados desde la examen, donde pusieron en tela de proceso el mover del Gobierno en materia de control del orden conocido.

Muñoz recordó que “el Gobierno hasta ahora ha sido incapaz de prevenir los hechos violentos o de identificar a las personas responsables y llevarlas a la justicia”. Por su parte, Elizalde aseguró que “no se entiende el sentido de este llamado” de Piñera porque “es el Gobierno el responsable de perdurar el orden conocido.

“Por tanto, parece que el Presidente está buscando excusas para justificar que no está haciendo su trabajo. Es inaudito que no tengan capacidad de identificar a quienes cometen delitos e insistan en reprimir las manifestaciones pacíficas de la ciudadanía”, dijo el senador socialista.

A su turno, el secretario doméstico de la Democracia Cristiana, David Morales, recordó que “la primera responsabilidad en cualquier Gobierno en el mundo es respaldar la paz social y el orden sabido” y pidió al Gobierno que “no se aprovechen de esa situación porque ha sido el propio Gobierno y los parlamentarios de Chile Vamos quienes en muchas ocasiones han desconocido esos acuerdos y los avances que se necesitan”.

Otro punto cuestionado por la examen fue la referencia de Piñera al plebiscito. Muñoz explicó que es el Gobierno el que “tiene la responsabilidad de crear las condiciones para que el Plebiscito del 26 de abril se desarrolle en paz, con una masiva concurrencia a las urnas. Eso debe ser lo principal y la violencia solo ayuda a la campaña del miedo que algunos que están con el rechazo, están promoviendo. Por lo tanto, mientras menos violencia más posibilidad de que la multitud se pueda pronunciar en total atrevimiento y sin miedo”.

En tanto, Elizalde sostuvo que tras las declaraciones de Piñera hay una faena porque sondeo “transformar en virtud lo que constituye una obligación democrática: respetar el resultado del plebiscito. Los líderes oficialistas debe dejar de buscar excusas contra el plebiscito y el Gobierno tiene la obligación de garantizar su realización”, dijo aludiendo todavía al llamado de la presidenta de la UDI Jacqueline van Rysselberghe de que “no es posible redactar una nueva Constitución, ni siquiera ir al votar al plebiscito, con los niveles de violencia de hoy”.