Organización vegana en Francia exige que se retiren del mercado las galletas de animalitos

0
104

A pesar de los abriles, las galletas con forma de animalito se han mantenido en el complacencia de muchas personas en torno a de todo el mundo oportuno a su delicioso sabor, pero ¿qué pasa cuando la civilización de la rescisión aparece?

Claro, pensaríamos que nulo tendría que ver, pues son simples pero deliciosas galletas. Sin requisa, nos enteramos de que la estructura Vegan Society, de Francia, ha solicitado que estas galletas dejen de venderse en todos los mercados. Encima, aprovechó la oportunidad de promover el estilo de vida vegano.

La Vegan Society pide el fin de las galletas en forma de animal.

El argumento que presentan es que a través del consumo de estas galletas se está enseñando a los niños de guisa implícita que son seres superiores comparados con otros animales y seres vivos, fomentando conductas indeseables en los menores de perduración.

Se debe aclarar que esta iniciativa no tiene absolutamente nulo que ver con los ingredientes que se usan para la elaboración de estas deliciosas galletas, solamente es el desacuerdo con lo que se cree que se está enseñando a los niños.

La profesora y ecofeminista Corey Lee Wrenn, quien asimismo es titular de Sociología en la Universidad de Monmouth, explicó públicamente esta postura, que al parecer está tomando gran auge entre el congregación de veganos.

El consumo de galletas de animales reitera a los niños su entrada privilegiado al mundo natural y a todos los animales, ya que los convierte en subordinados. Al poder ‘cosechar’ animales, manipularlos y comerlos, se resaltan las nociones de supremacía humana sobre otras especies.

– Corey Lee Wrenn

A posteriori manifestó que esta método igualmente aplica para los gusanos, osos y cualquier otro alimento con forma de animal, pues sacan a relucir una aspecto y sentimiento de superioridad.

Quizá podría pensarse que este tipo de peticiones son muy extremas y que no podrían usar a límite, pero solo hay que rememorar que hace poco en ese mismo país y por razones muy parecidas, la ONG, que se hace gritar PETA, consiguió la prohibición de una marca de galletas que mostraba animales enjaulados en sus empaques.

En este caso hay que esperar nuevas parte en las que sea posible entender cuál es la respuesta del gobierno francés a la petición hecha por Vegan Society, pues no es poco que pase todos los días. Adicionalmente, nos deja pensando, ¿qué pasará con las galletas que tienen forma de dinosaurios?