Organizaciones de la región de Tarapacá proponen reubicar albergue humanitario a instalar en Colchane para “resguardar el interés fiscal y el cuidado de los bienes fiscales”

0
31

A través de un comunicado la Asociación de Funcionarios Aranceles de Iquique, la Asociación de Funcionarios del Servicio Agrícola y Vaquero y la Agrupación Doméstico de Funcionarios ANEF Tarapacá, propusieron un nuevo emplazamiento para la instalación del albergue humanitario que se levantará en Colchane.

Esto se debe a “que el albergue comunitario sería construido al interior del Control Fronterizo Integrado de Colchane, exponiendo tanto a las personas del albergue y trabajadores al constante flujo de vehículos y personas, con los presumibles eventos de accidentes, desórdenes, inseguridad y entorpecimiento a las funciones que se realizan en frontera para dinamizar y asegurar la cadena logística del comercio exterior y el paso de personas legalmente”, dijeron en el escrito.

Es por esto que los organismos firmantes propusieron que el albergue sea situado en el antiguo control de Colchane, demarcación cedido por ZOFRI S.A. para el funcionamiento de los servicios fronterizos entre los abriles 1992 y 2007. Este punto estaría a una distancia de poco menos de un kilómetro y medio del puesto donde se pretende suspender el albergue. Encima se encuentra a poco más de 300 metros de distancia de un circuito de Carabineros. 

“Consideramos que hay más alternativas de terrenos que no se encuentren reglamentados en el Decreto 328, y en particular el Control Fronterizo Integrado de Colchane, donde se podrían también ver afectadas las responsabilidades administrativas, tanto en el resguardo del interés fiscal como así también el cuidado de los bienes fiscales, al considerarse que están las oficinas de atención y equipamientos de los distintos organismos de ambos Estados, Servicios de Aduanas, Servicios Agrícolas y Ganaderos, Policías de Migraciones, Carabineros, Servicio de Salud y Coordinación del Complejo, más los recintos destinados al almacenaje y depósito de mercancías incautadas por Aduanas y el SAG”, indicaron. 

Finalmente añadieron que “queremos ser enfáticos que entendemos que la migración es un derecho humano, que la realidad nos invita al desafío de la protección de la vida en equilibrio con del estado de derecho, y el funcionamiento ordenado, seguro, eficiente y en resguardo de honrar los acuerdos suscritos por el Estado de Chile”.