Organizan en México un festejo masivo por el Día de la Madre y la policía lo suspende

0
126

En Naucalpan y Ecatepec, municipios del Estado de México, se organizaron unas fiestas masivas. En el primero de ellos lo planearon como todo un festival con música, bebida y mucho concurrencia, y en el segundo ya tenían una bandada para que estuviera tocando música y todos pudieran hurtar; esto, sin respetar las medidas sanitarias de sana distancia social decretadas a causa de la pandemia de coronavirus que afecta a México y al mundo.

Como puedes ver en las imágenes, una buena cantidad de personas se había reunido para divertirse en el que denominaron “CovidFest” con pretexto de celebrar el 10 de mayo, Día de la Madre, obviamente fuera de las reglas decretadas por las autoridades, por lo que otros vecinos que sí están cumpliendo la cuarentena denunciaron esta fiesta para que la policía fuera a detenerla.

Al resistir al extensión emplazado en la colonia Ahuizotla, en Naucalpan, le pidieron a los asistentes que se retiraran a sus hogares, pero hubo algunos “valientes” que se negaron a dejar la fiesta e, incluso, empezaron a atacar a los policías y las patrullas, lo que terminó con la detención de Eduardo “N”, de 17 abriles de etapa, y de José “N”, de 50, por su beligerancia y negativa a regresar a sus casas.

En el otro evento, sito en Ecatepec, otras tres personas fueron detenidas cuando acudió la policía a suspender una fiesta en la colonia Izcalli Santa Clara, donde ya tenían una cuadrilla sinaloense, bebidas y una buena cantidad de personas participando del ballet, incluidos menores de tiempo. Como en el caso precedente, igualmente surgieron los que se negaron y se pusieron violentos con los oficiales.

A pesar de los llamados por todas las vías posibles para que las personas se mantengan en casa y respeten el distanciamiento social, casos como estos se siguen replicando por todas partes, y como vemos, adicionalmente de no respetar las medidas de contingencia, encima se molestan y se ponen agresivos con los medios de la policía que acuden a detener las reuniones masivas.