Ossandón acota el debate por las pensiones: “El aumento mínimo debería estar entre $60 mil y $100 mil para que sea significativo”

0
57
loading...

La semana inició con un nuevo lado que tiene como protagonistas al Gobierno de Sebastián Piñera y a Pimiento Vamos. El tema de discusión, en esta oportunidad, son las pensiones. El Mandatario anunció –en el ámbito de la memorándum social– un aumento del 20% de la pensión básica solidaria, sigla que para muchos sigue siendo insuficiente, considerando encima el clamor ciudadano que ya lleva un mes movilizado exigiendo pensiones dignas.

En contraposición a esto, el viernes, la Cámara de Diputados aprobó una indicación que aumenta en 50% las pensiones básicas solidarias, muy superior al 20% planteado por el Ejecutor. A ello, se suma la carta que firmó un reunión de parlamentarios –desde la UDI hasta el Frente Amplio– con destino al ministro de Hacienda, Ignacio Briones, para que eleve las pensiones básicas más allá de 20% concordado en la Comisión Mixta, lo que pone aún más presión a Piñera.

Sin requisa, la respuesta del Gobierno es que es “inconstitucional” y el ministro Briones sostuvo que no subir ahora en 50% el aporte a las pensiones básicas “no es tacañería” y pide “responsabilidad”.

Sobre este panorama confuso opinó el senador de Renovación Doméstico (RN) Manuel José Ossandón. El parlamentario dijo a El Mostrador que el aumento insignificante en las pensiones debe ser entre $60 mil y $100 mil, y consideró que llegó la hora de pirarse a un maniquí mezclado.

-A su cordura, ¿en cuánto debieran aumentar las pensiones?
Lo he dicho hace varias semanas, el aumento intrascendente debería estar entre $60 mil-$100 mil, para que sea significativo y aquellos adultos mayores que hoy intentan sobrevivir con 107 mil aproximadamente puedan residir dignamente, porque hoy claramente viven con mucha dificultad.

-El Gobierno ofrece ir más allá del 20% y con gradualidad. Sin incautación, no dio mayores detalles. ¿Cuánto debería ofrecer el Gobierno y con qué gradualidad?
El Gobierno debe fugarse cuanto antaño a un maniquí variado para las pensiones de nuestros adultos mayores, entrar definitivamente a un sistema solidario. No hay otra opción. Siendo más exacto, un 2% de la nueva cotización que será entregada por el empleador debería ir directamente a los pensionados del sistema de capitalización con un impresión inmediato en el monto que reciben, con una gradualidad de 0,5% al año y así nos aseguramos de no aumentar más el adeudamiento en el generoso plazo. Dejando un espacio importante para otras urgencias sociales.

-El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, dice que no subir ahora 50% el aporte a pensiones básicas “no es tacañería” y pide “responsabilidad”.
-El ministro debe ser responsable y las señales que ha entregado me parecen correctas. Pero, como dije anteriormente, el ministro debe afirmar un sistema fósforo en pensiones, eso no tiene que ver con la billetera fiscal, y lo debe hacer con veterano realce y convicción.

-¿Han pensado en alguna forma de financiamiento que permita efectivamente aumentar las pensiones?
-Me parece coherente y realista el plan de ley presentado por la ex-Presidenta (Michelle) Bachelet, ese esquema en su mayoría cuenta con mi respaldo.

-¿Cree usted que podamos tener un acuerdo esta semana que permita aumentar las pensiones el 1 de enero como lo ha planteado el Gobierno?
-Si avanzamos en el plan que te menciono en la respuesta antedicho, creo que sí, veo que existe disposición por parte de muchos parlamentarios. Hoy existe un convencimiento veterano de la importancia de un sistema heterogéneo y solidario, que ponga a las personas como primera prioridad.

loading...