Ossandón evita pronunciarse sobre emplazamiento de Piñera ante baja votación en Puente Alto

0
504
loading...
loading...

No arreglado, al menos para asaltar temas de carácter electoral, se encuentra el senador de RN Manuel José Ossandón, a 48 horas de los comicios en los que el candidato presidencial de Pimiento Vamos, Sebastián Piñera, pasó a segunda dorso con  el 36,65 de los votos.

“No, por ahora no”, fue la escueta respuesta del parlamentario al ser consultado por El Mostrador, sobre el resultado que hizo cundir la incertidumbre en la derecha de cara a la segunda dorso del 17 de diciembre, considerando que el 22,7% de los votos que sumó su contendor de la Nueva Mayoría, Alejadro Guillier, más el 5,88% de la DC Carolina Goic y sobre todo el 20,27% de la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez,  dan una suma que puso cuesta en lo alto las aspiraciones del ex mandatario de conseguir un segundo gobierno, incluso sumándole el 7,93% del representante de la derecha más dura, José Antonio Kast.

Y en este nuevo tablado, en el que el comando de Pimiento Vamos se vio obligado a sacar la calculadora, el rol de Ossandón se volvió esencia, principalmente porque en Puente Detención, su principal feudo electoral, Piñera consiguió el domingo solo el 26,52% de respaldo, equivalente a 42.690,  en contraste con los 50.577 que consiguió Beatriz Sánchez, quien se alzó como la ganadora. Allí, Guillier consiguió 33.918 votos.

Anteriormente, en las primarias de Pimiento Vamos, el senador y ex corregidor de la comuna consiguió imponerse allí con el 84,7% (54.417 votos), mientras que Piñera sumó solamente 11,6% (7.453).

Aunque desde el comando del presidenciable de la derecha se trata de “excepciones”, Puente Suspensión es considerada una comuna estratégica al contar con un padrón de 382.776 electores, uno de los más grandes del país.

Tras la viaje electoral del domingo, Piñera hizo una invitación abierta a todos los representantes de su sector a trabajar en su campaña para el balotaje, aunque no explicitó si estaba dispuesto a perdir el apoyo de Ossandón  y a concretar la reunión que quedó irresoluto para lijar las asperezas de una relación que ya era compleja cuando el ex presidente estaba en La Moneda, y que terminó por fracturarse en las pasadas primarias.

Eso cambió este martes, cuando al presentar a su nuevo equipo de campaña, aludió directamente a Ossandón, emplazándolo a darle su apoyo. “Él sabe lo que está en juego en esta elección. Porque creo en su patriotismo, espero que se incorpore a nuestra campaña”, dijo.

 

loading...