Ossandón no suelta a Pilar Molina: la trenza tras la operación en Radio Agricultura que denunció el senador

0
461
loading...
loading...

Todo comenzó en la tirada de ‘Vahído’ del 27 de abril de este año. Uno de los invitados al programa de Canal 13 es el senador y entonces candidato presidencial Manuel José Ossandón. El parlamentario aprovecha sus minutos en el segmento “La hora de la verdad” para propalar una frase que cae como una proyectil para los partidarios de Sebastián Piñera. “Yo puedo salir a la calle y mi contendor no, porque yo tengo las manos limpias”, dice Ossandón.

Acullá del canal, en Calera de Tango, algunos partidarios del ex Presidente escuchan la frase y piensan que Ossandón ha cruzado un contorno y es hora de que se calle. Al día sucesivo, el 28 de abril, el patrón Jaime Montero Jaramillo, fundador de la consultora financiera MK2 y avecindado en esa pueblo, recibe un llamado de su amigo Juan José Anhelo, otro patrón, el que algunas semanas a posteriori aparecerá en las páginas de los diarios.

Apetencia le dice a Montero que en verdad Ossandón “no es tan limpio”, que hace 18 abriles, cuando era corregidor de Pirque, usó una libramiento de una de sus empresas para triangular hacienda cerca de su hermana. Pero no le dice cuál.

La advertencia que no resultó

Entreambos empresarios creen que este documento es suficiente para que Ossandón detenga su “campaña de odio” contra Piñera y deciden advertirlo. Pero no lo hacen ellos. Apetencia fogosidad a un amigo en popular con Ossandón, para que le lleve el mensaje y le diga –según palabras de Montero– que no es “el predicador de la honestidad”, como ellos creen que anda pregonando.

En el entorno de Ossandón recuerdan ese día como la ocasión en que el senador fue abiertamente amenazado aunque sin identificar a Carlos García Huidobro como quien efectivamente lo hizo. “Dijeron que lo iban a cagar, que tenían dos boletas en su contra”. Paula Lira, esposa del parlamentario fue refrendador del hecho, que ocurrió en paralelo a las llamadas desde partidarios de Piñera en un tono amistoso a la esposa de Ossandón, para que desistiera de su tono belicoso cerca de el ex gobernador.

Pero las referencias enconadas del senador con destino a Piñera continuaron y quienes le mandaron el mensaje consideraron que la organización no había surtido sensación y se necesitaba realizar con más claridad. Quienes conocen la logística, afirman que este primer mensaje “tuvo como único objetivo que se calmara y no siguiera haciéndose el honesto, porque no lo es”. Pero no resultó y se decidió dar otro paso.

Seis semanas posteriormente, a pocos días del debate radial organizado en el Hotel Regal Pacific, Jaime Montero fogata a su ex cuñada, la periodista Pilar Molina –estuvo casada con Felipe Montero, quien encima comparte espacio en la etapa radial con su tercer hermano, Andrés Montero, ex director del BancoEstado en el Gobierno mencionado, y que igualmente ha participado en Radiodifusión Agricultura como panelista del programa ‘Faro Empresarial’–.

En esa citación, Montero le cuenta a Molina los referencias que maneja Juan José Deseo respecto de dos boletas que recibió Ossandón hace 18 abriles. Al día subsiguiente, Molina y Montero se juntan en la oficina de Deseo, en el alfoz El Golf. En la ocasión la periodista toma nota de los datos y los escolta para hacerlos públicos en el debate programado para el 15 de junio. Nunca ve las boletas.

“No fue el piñerismo”

Desde el entorno de Ossandón aseguran que toda la “operación” no surgió desde el comando del ex Presidente sino de un camarilla de partidarios avecindados en Calera de Tango: Juan José Apetencia, Felipe de la Puente Villagrán, Juan Pablo Covarrubias Fernández y Jaime Montero, conocido por su simpatía a coleccionar armas de fuego.

Todos estos empresarios anticiparon con temor el proscenio de que Alejandro Guillier gane las elecciones y el país se izquierdice a tal punto que deban irse de Pimiento. Ossandón, con sus ataques a Piñera, contribuiría a crear estas condiciones.

Cuando ocurre el episodio del debate, Ossandón inmediatamente acusa conspiración. Pide detalles (a qué hermana, Ximena u Olga, dónde están los papeles), pero ninguna de esas pruebas aparece.

Apetencia palabra vía telefónica al día próximo con Radiodifusión Agricultura, en el programa conducido por Cecilia Pérez, al que no asiste, como siquiera lo ha hecho al debate el día preliminar. Se dice que Juan José Deseo está fuera de Pimiento, pero el comando de Ossandón cree que está en la casa de Juan Pablo Covarrubias en el Charcal Ranco y desde allí palabra con la radiodifusión, donde confirma los hechos.

Hasta el momento han evidente en calidad de imputados Jaime Montero Jaramillo, Juan José Deseo, y no se descarta que lo hagan en calidad de testigos Pilar Molina y Gonzalo de la Carrera. Este postrero, de acuerdo a la traducción del entorno de Ossandón y que se habría puesto en conocimiento del fiscal, sería amigo íntimo de Sergio Deseo, socio de Juan José Apetencia, por eso es –afirman– que el contacto con Molina lo habría hecho De la Carrera, quien, adicionalmente, comparte la conducción del programa ‘Directo al Gramínea’ con Cecilia Pérez, una de las más cercanas colaboradoras de Sebastián Piñera.

Lo escuchan Gonzalo de la Carrera y Pilar Molina. Luego el humorista Checho Hirane remarcará el doble en serie en que ha sido descubierto Ossandón en su programa matinal. Ossandón insiste en que no conoce a Anhelo, aunque entreambos son apoderados de un colegio en Pirque. Uno de sus hijos le muestra una foto y ahí se da cuenta de que lo ha pasado en el colegio, si proporcionadamente nunca ha cruzado una palabra con él. Días posteriormente, el director del SII Fernando Barraza dice que no existe registro de una talón entre Ximena Ossandón y Juan José Deseo o alguna de sus empresas.

“Mafioso al estilo de Evo y Maduro”

El senador amenaza con una querella y se queja contra Pilar Molina en el Colegio de Periodistas. Al momento de las primarias solo esta última bono se concreta. Ossandón pierde la primaria de su sector, aunque consigue una buena votación. Pero aún queda una sorpresa.

El día posteriormente de la primaria, Ossandón recibe una carta de Jaime Montero, quien le cuenta cómo se dieron las conversaciones que terminaron con la denuncia en el debate radial. “No fue el Piñerismo; obviamente seguiste con tu discurso de odio, rencor y mentira”, le asegura, contando que todo partió por Apetencia y una convocatoria de Montero a Molina, su ex cuñada. “Solo un tipo enfermo y mafioso al estilo de Maduro o Evo, construye una confabulación del comando de Piñera en su contra, no tienes ninguna prueba. Hubo tres personas en esto: el empresario, la periodista y yo, como investigador privado te mueres de hambre”, dice.

Pero la carta de ocho páginas es un violento desahogo. Montero lo trata de “mentiroso profesional”, “maricón”, “mal católico” y “mal chileno”. La misiva le recuerda su décimo en ‘Tolerancia Cero’: “Imagínate tú como Presidente de Chile…, seríamos el hazme reír de muchos otros países, no sabes nada de nada, eres incompetente en todas las áreas, no deberías ser senador, no entiendes las materias que se legislan y no sabes por qué votas, para legislar el conocimiento es muy importante y tú no lo tienes, apenas sabes leer, nuestros hijos de 3° básico leen mejor que tú”, consigna el texto.

Pero con destino a el final, las palabras toman otro dirección: “Cuida a tú señora y a tus hijos, tienes una linda familia, es lo que más vale y no los sigas exponiendo e involucrando de esta manera. Déjalos libres y no los contamines (…). No me vuelvas a insultar públicamente, a mí o a alguien de mi familia, esta vez no te la dejaré pasar”.

En el entorno de Ossandón creen que la carta de Montero, más allá de proferirle toda clase de insultos, es una logística para exculpar al comando de Piñera y encubrir lo que creen fue definitivamente –aseguran– una operación política orquestada por este colección de empresarios piñeristas con la complicidad de funcionarios de Radiodifusión Agricultura. Afirman en este círculo, adicionalmente, que Montero, al atribuirse responsabilidad en todo, evitaría así eventuales querellas por injurias, ya que él no habló públicamente contra el senador.

Sin bloqueo, el párrafo final fue considerado una amenaza, por lo que Ossandón estampó una denuncia sumarial en la Fiscalía Oeste.

La investigación, que quedó en manos del fiscal José Solís, lleva más de un mes y es a la luz de esta investigación que se ha comenzado a conocer el detalle de los hechos que dieron cabida a uno de los grandes escándalos de las primarias.

Hasta el momento han evidente en calidad de imputados Jaime Montero Jaramillo, Juan José Anhelo, y no se descarta que lo hagan en calidad de testigos Pilar Molina y Gonzalo de la Carrera.

Hasta el momento han notorio en calidad de imputados Jaime Montero Jaramillo, Juan José Anhelo, y no se descarta que lo hagan en calidad de testigos Pilar Molina y Gonzalo de la Carrera. Este posterior, de acuerdo a la interpretación del entorno de Ossandón y que se habría puesto en conocimiento del fiscal, sería amigo íntimo de Sergio Deseo, socio de Juan José Apetencia, por eso es –afirman– que el contacto con Molina lo habría hecho De la Carrera, quien, adicionalmente, comparte la conducción del programa ‘Directo al Semilla’ con Cecilia Pérez, una de las más cercanas colaboradoras de Sebastián Piñera.

Las mismas fuentes sostienen que en los próximos días Ossandón hará una presentación delante el Consejo de Ética de los medios, donde denunciará a Radiodifusión Agricultura, a la vez que retraso juntar todos los referencias que han desencajado a la luz en la investigación por amenazas, para presentar la tan anunciada querella por el delito de injurias contra Pilar Molina y todos los que resulten responsables.

loading...