Otro “tirón de orejas” a la jueza Acevedo: Corte de Apelaciones se desmarca de sus “expresiones de carácter personal y juicios de valor”

0
126

La Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó este jueves las medidas cautelares de raigambre doméstico y firma para Carlos Martínez Ocares, el carabinero que conducía el camión que atropelló y dio asesinato al hincha de Colo Colo, Jorge Mora.

La sala integrada por los ministros Alejandro Madrid C., Marisol Andrea Rojas M. y la Fiscal Procesal Javiera Veronica Gonzalez ratificó así la audacia de la titular del 14° Audiencia de Fianza de Santiago, Andrea Acevedo, pese a los intentos de la Fiscalía y el Instituto Doméstico de Derechos Humanos, quienes recurrieron al parecer.

Sin secuestro, la resolución del tribunal de cruz citadino incluso trae un “tirón de orejas” para la magistrada, quien en la audiencia de formalización del pasado 29 de enero formuló una serie de declaraciones que fueron calificadas como prejuiciosas por el mundo del fútbol e incluso desde el ámbito jurídico por sus colegas de la Asociación de Magistrados.

De ahí que en la resolución de este jueves, la sala del tribunal de altura fue enfática en señalar que “esta Corte no comparte las expresiones de carácter personal y juicios de valor invocados por la jueza como parte de los fundamentos de la resolución recurrida”.

La resolución

En su resolución de hoy, el tribunal de apelación subrayó que el imputado formalizado por el delito de cuasidelito de homicidio no formaba parte de la fuerza policial instalada para contener eventuales protestas en las inmediaciones del estadio Monumental. En ese contexto, señalan que se vio enfrentado a“manifestaciones que no han podido, hasta ahora, calificarse de pacíficas”.

Los magistrados recordaron que “la conducta anterior del inculpado ha sido intachable, tanto desde el punto de vista funcionario (…) como particular” y refutó los argumentos de los querellantes, señalando que “la calidad de agente del Estado del imputado, la que si bien exige un respeto irrestricto a las garantías fundamentales, de lo que tampoco puede excluirse a todos los ciudadanos, no puede invocarse para calificar de dolosa una reacción negligente y tal vez descontrolada, producto de la situación vivida en el lugar en el que fue agredido por los manifestantes causando daños al vehículo fiscal y lesiones al mismo y a su acompañante”.

De este modo, la resolución concluye que  “no existe mérito a juicio de estos sentenciadores, para agravar las medidas cautelares ya dispuestas por la jueza, motivo por el que se confirma la resolución de veintinueve de enero de dos mil veinte”.

  • Revise la resolución de la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago acá