Pablo Egenau (HDC) enciende las alertas respecto de la profundidad de la crisis social: hay preocupación por la falta de alimentos en poblaciones de riesgo

0
189

El director social doméstico del Hogar de Cristo, Paulo Egenau, se refirió a la situación que viven los sectores más vulnerables de la población en medio de la pandemia de Covid-19 que afecta al país. El psicólogo de profesión ha manido de primera fuente algunas de las consecuencias que hay detrás del brote y por lo mismo encendió las alarmas respecto a la profundidad de la crisis social.

En conversación con El Mercurio, Egenau dijo que si acertadamente los artículos sanitarios y socioeconómicos son transversales, estos no afectan a todas las personas de la misma forma. “Como suele ocurrir en catástrofes y crisis, la distribución de sus costos sigue la misma dinámica de la desigualdad social. Son entonces las poblaciones más pobres y vulnerables las que concentran las mayores consecuencias negativas (…)”, explicó.

El representante de la institución de caridad pública añadió que el impacto que va a tener el virus sobre los más desposeídos es enorme. Y si encima miramos de qué forma esto va a afectar las variables multidimensionales de la pobreza, nos encontramos con una “consecuencia tremenda”, dijo.

Con este pronóstico, consultado por la situación del Hogar de Cristo, Egenau comentó que la mayoría de los programas que mantienen funcionando están en cuarentena por determinación de la autoridad sanitaria y ahora están enfocados precisamente en las poblaciones de anciano peligro. En ese sentido, apuntó al problema de la error de alimentos.

“Nuestros ejecutivos y profesionales distribuidos en terreno en el país han levantado la voz de alerta respecto del hambre, así de concreto”, sentenció.

Egenau aseguró que hay situaciones que empiezan a ser apremiantes en los territorios, como la equivocación de alimentos y eso se empieza a convertir en una preocupación. “Han ido resurgiendo las ollas comunes, propias de los años ochenta, para resolver la alimentación, dado que muchos no pueden trabajar y esto, evidentemente, con las cuarentenas prolongadas y masivas tenderá a agudizarse”, advirtió.

¿Cómo ir en ayuda de forma efectiva? Para el director doméstico del Hogar de Cristo es positivo el aumento de datos, cifras e información objetiva para entender cuál será el rol fundamental que la entidad cristiana va a tener que responsabilizarse frente a las demandas que van a surgir de la pobreza y la pobreza extrema con posterioridad a la pandemia.

“Nuestro foco va a estar siempre en aquellos que están más solos, abandonados, con carencias de políticas públicas, riesgo de daño y de muerte si es que sus necesidades no son abordadas, satisfechas, acompañadas. Y no le quepa duda de que nuevamente vamos a estar con una mirada muy fuerte respecto de las personas en situación de calle. Evidentemente, vamos a esperar un aumento en la cantidad de esas personas”, concluyó.