Padre Alfa: su hija sufrió de pánico escénico y él se subió a bailar ballet con ella

0
156
loading...
loading...

Enfrentarse al manifiesto en una presentación artística no es falta factible, menos cuando eres una pequeñita; incluso, grandes y experimentados artistas han tenido el mismo sentimiento. Esto se conoce como pánico teatral.

Pero si tienes un padre atento, que te acompaña a tus ensayos y presentaciones, entonces tendrás una buena opción para salir de ese estado y seguir con tu función.

Desde que entraron al marco, la pupila que toma de la mano a la chica más extenso llegó llorando y, adicionalmente, se negaba a bailotear…

Se trata de Bella, una pequeñita de solo dos abriles quien se impactó al ver a tanta multitud en su presentación, por lo que estalló en llorera. Le hacía yerro la presencia de su padre para tomar valencia, ya que los maestros poco podían hacer para ayudarla.

Niñas en ballet

Por fortuna, Marc Daniels, padre de Bella, estaba tras el círculo, así que acudió para ayudar a su hija y la cargó en sus brazos, lo que sin duda le dio el empujón necesario para detener el lloro y enfocarse en el ballet.

Marc relató:

A pesar de que tuvo una rabieta, puedo opinar que ella quería permanecer en el decorado y no quería desalentarla antaño de la gran conducta, al hacerla ser la única en salir. Caminé sujetando a Suri (la hija más pequeña) y me puse a su costado, tratando de ayudar a construir su confianza. Le dije que la amaba y que ella es una saltarina increíble. Le pregunté si quería retozar con papá y ella asintió, así que pensé en unirme.

Padre bailando ballet

Al principio esto causó golpe, luego el notorio se volcó en aplausos. Marc se sabía la coreografía, pues acompañó y ensayó con su hija en casa muchas veces. El valioso padre es abogado de profesión, y se ha vuelto muy popular por esta acto:

Los miembros del comisión, policías e integrantes de la fiscalía me hacen giros y saltos como muestra de aprecio por el video. Incluso, en la Corte el otro día uno de los magistrados hizo un comentario sobre mis movimientos que provocó que los reunidos estallaran en carcajadas. Antaño de tener a las chicas, no creo que alguna vez haya intentado algún movimiento de ballet, pero ahora todos en Bermuda me conocen por mis movimientos.

¡Quizás nunca sea demasiado tarde para convertirse en almea!

Este tipo de acciones son las que hace un padre alfa, quien está siempre irresoluto para cuando sus retoños necesiten de su ayuda.

¡Nos ponemos de pie delante este hombre!

loading...