Padre del Año: Todos los días usa un disfraz diferente para divertir a su hija en cuarentena

0
130

No es dócil advenir una cuarentena en casa, sobre todo para los niños, pues se aburren fácilmente y caen en un estado de desesperación, por lo que es necesario que los padres apliquen todo su cariño y creatividad para que este tiempo sea divertido, y eso es lo que Jaime, un padre en Puertollano, España, hace todos los días con su hija.

A pesar de que Jaime pidió a sus vecinos no revelar su identidad, fue insalvable para ellos no verlo salir todos los días a tirar la basura, disfrazado y acompañado de su hija pequeñita. Ahora lo esperan cada día para ver con qué nuevo atuendo aparecerá, todo pensando en darle un rato de entretenimiento a la pupila durante lo que dure la cuarentena.

Durante los primeros días de confinamiento en casa, Jaime se puso a afanar y se encontró con el disfraz de Olaf, personaje de Frozen, y como le agradó tanto a su hija de 3 abriles y medio el verlo así, siguió bajando acoplado a las 8, que es la hora en que los vecinos salen a sus balcones a aplaudir para darle apoyo a quienes están en cuarentena, y así modela todos sus disfraces.

Durante 29 días salió sin compañía a tirar la basura, disfrazado, pero cuando la situación fue tranquilizándose un poco y las autoridades lo permitieron, todavía empezó a disfrazar a su hija y ahora lo acompaña cada día luciendo un disfraz que vaya a tono con el de su padre, lo que llena de ternura a sus vecinos durante las tardes, cuando bajan de su área y salen.

Luego de tirar la basura y dar su breve itinerario, padre e hija regresan a su casa y salen al mirador para unirse a la ronda de aplausos que todos los días hacen los vecinos, y claro, una parte de ellos todavía les corresponden por soportar un breve instante de alegría a los demás, que puede ser suficiente para romper con la monotonía de estar en casa durante todo el día.

Ya no sólo en España, sino que en varias partes del mundo se ha convertido en una celebridad, conocido como “El Padre de los Mil Disfraces”, y se ha vuelto vírico, aparece en noticieros y por supuesto tiene el examen de su hija, que es lo más importante, pues gracias a ella fue que surgió esta idea de los disfraces y la diversión.

Gracias a su disposición y cariño, Jaime ya está considerado entre los posibles “mejores padres de la cuarentena”, y es que no se ha cansado y sigue cada día intentando alcanzar lo más importante: que su hija esté sana y que tenga una enorme sonrisa en su rostro. Luego de poco más de un mes lo ha conseguido, y eso no es poco muy ligera, menos en medio de una pandemia.