Padre héroe se disfraza de Stormtrooper para ayudar a su hijo con osteogénesis

0
43

En las calles de la Ciudad de México, un Stormtrooper deambula entre los automóviles, pero en ocupación de resistir una pistola láser, carga un pequeño tumbo con el que pide algunas monedas para abonar los estudios clínicos y tratamiento médico de su hijo. Esto es lo que un padre hace por su grupo.

Juan Olmedo no es un soldado imperial que sirva a Darth Vader, sino un hombre de comunidad de una galaxia muy cercana que está tratando de percibir el peculio que necesita Ramsés, su hijo adolescente de 13 abriles, quien desde los dos abriles fue diagnosticado con osteogénesis imperfecta, un trastorno hereditario que aumenta la fragilidad ósea.

Este padre ha tenido que hacer grandes esfuerzos para solventar los gastos de su comunidad. Sin requisa, su situación es complicada. Juan ha tenido diferentes empleos, pero oportuno a la condición de su hijo, a veces tiene que ausentarse para cuidarlo y no dura mucho tiempo en el mismo trabajo.

El hijo de Juan asimismo ha sufrido de negligencia médica, pues en una ocasión, los cirujanos se equivocaron y le colocaron un clavo en la pierna derecha sin darse cuenta de que lo necesitaba en la pierna izquierda.

A posteriori de este terrible error médico, se le hicieron nuevos estudios y ahí se supo que encima de tener la enfermedad conocida como “huesos de cristal”, asimismo padecía hipofosfatasia, otro trastorno muy raro que disminuye la mineralización del esbozo. Con todo este monótono panorama de vigor, Juan y su mujer Ana Pimentel, han tenido que traicionar de todo para obtener solventar las cuentas médicas.

Necesita un tratamiento diferente. Optamos por la medicina Humatrope, que es una hormona del crecimiento y cuesta 9,500 pesos [469 dólares].

– Juan Olmedo

Empezaron a traicionar sus pertenencias en tiendas de segunda mano, desde ropa y zapatos hasta muebles, pero esto no ha sido suficiente. Fue por eso que Juan, un fan de Star Wars, decidió salir a las calles a pedir billete usando este traje de soldado imperial. Cree que al menos con este mono traje puede discernir la atención de las personas.

El problema no solamente es crematístico para la comunidad Olmedo Pimentel, pues adicionalmente de no encontrar trabajo oportuno a la pandemia, los institutos de pediatría donde trataban a su hijo todavía han pausado sus actividades. La próxima consulta que tienen programada será hasta diciembre del 2021 y necesitan reunir casi 5,000 dólares para los estudios clínicos de Ramsés.

El médico ya nos dijo que necesitamos unos estudios genéticos, tanto para su padre como para mí y otros para Ramsés, para ver qué tratamiento se le puede dar. Ahora mismo en el instituto nos dieron la próxima consulta hasta diciembre, pero primero debemos reunir los medios para esos estudios que nos dicen que solo se hacen en Alemania.

– Ana Pimentel

El panorama no es nulo bueno para este hombre y su comunidad, pero él no pierde la esperanza y sabe que el futuro de su hijo está en sus manos. Ramsés quiere algún día ser pianista y su papá trata de apoyarlo de cualquier forma que puede. De eso trata el sacrificio de un padre.

Este Stormtrooper no lleva al imperio en su corazón, sino a su hijo enfermo. Por él, sale todos los días a las calles de México, con la esperanza de provocar una agradable sorpresa y conmover la bondad de todos.