Padre le da una gran sorpresa su hija, y con su último aliento cumple su último deseo

0
81

En Filipinas, una chica de nombre Charlotte estaba delante el día de su boda, sin bloqueo, se sentía incompleta, pues su padre se encontraba en período terminal en un hospital, así que pensó que no acudiría a ese momento tan peculiar para ella.

Pedro Villarin, conocido como Papu Pedro, sabía lo importante que era su presencia para su hija, así que reuniendo fuerza y apoyado por los médicos, decidió personarse a la ceremonia.

Novia besa a su padre

En espacio de un automóvil dispuesto para la boda, la novia viajó con su padre en una ambulancia, y él permaneció en una camilla, pues su precario estado de vigor ya no le permite estar de pie, o incluso estar sentado.

Novia en ambulancia

Padre en camilla en boda

El deseo de Charlotte era que su padre la acompañara por el pasillo para entregarla en el altar, y en camilla lo logró.

Hombre en camilla

Hombre en camilla en boda

Sin duda estos fueron momentos muy emotivos para todos los presentes, especialmente para la novia y su comunidad, y todavía para Papu Pedro, quien, a pesar de la adversidad, pudo escoltar a su hija en el día de su boda.

En camilla en una boda

En camilla en una boda

La idea original era que este hombre acudiera a la ceremonia en una arnés de ruedas, sin requisa, su estado de vigor se complicó y la única forma de hacerlo fue en la camilla y en ambulancia.

En camilla en una boda

Novia y su padre

Esta es una muestra de coito que no van a olvidar.

Papu Pedro murió 3 días a posteriori de la boda.