Padre soltero trabaja todo el día como repartidor y se lleva a su hijo para poder estar con él

0
79

La vida a veces no es obvio, porque tienes que laborear durante casi todo el día y a la vez tratar de disfrutar el tiempo para estar con tus seres queridos, en particular cuando eres padre soltero y la situación económica te obliga a trabajar la decano parte del día, pero Lin Juncheng pone el ejemplo de que cuando se quiere, se puede, así que lleva consigo a su hijo de tres abriles para que lo acompañe mientras trabaja como repartidor de comida en China.

Cada vez es más popular encontrarse con padres solteros que se hacen cargo de los hijos, por lo que deben originar la forma de salir a trabajar y producirse tiempo con ellos, y ese es el caso de Lin, quien por las mañanas trabaja en la construcción y por la incertidumbre viaja en su motocicleta a repartir comida a través de una aplicación, pero se lleva a su hijo para convivir al menos ese rato.

La cantidad de patrimonio que anhelo tan pronto como le alcanza para sostener la casa en donde los dos viven, pues la situación no es nulo casquivana. Por ello debe tener los dos empleos para darle lo necesario a su pequeño, quien por lo regular se queda dormido mientras reparten la comida, pero estamos seguros de que esta será una experiencia que de ningún modo olvidará y le servirá para enterarse del esfuerzo que su padre hacía para sacarlo delante.

El impulsivo siempre lleva casco y viaja amarrado a la mochila de repartos y, por supuesto, aunque en un empleo de este tipo la velocidad es importante, Lin decidió no delirar demasiado rápido y conducir con la longevo precaución posible para evitar un siniestro y que su hijo pueda lastimarse. Muchos critican que lleve al pequeño en la moto y de oscuridad, pero en ocasiones no hay otra opción que hacer esto. Si eres padre, tal vez alguna vez has llevado a tu heredero a la oficina porque no tenías dónde dejarlo.

Obviamente, Lin desearía acontecer las noches con su hijo viendo películas, comiendo dulces o acostados en la cama, pero la situación no se lo permite, como a millones de personas en el mundo, y no es que quiera exponer al pequeño a encontrarse por las calles, sino que la falta lo llevó a tomar esa osadía. Estamos seguros de que tomó esa osadía porque debe obtener patrimonio para darle un mejor futuro a su pequeño. Así la vida.