Pak Arifin, el hombre que esperó en una esquina por su amor perdido durante 50 años

0
120

El sexo efectivo no exige, no obliga, no engaña ni miente, cuando un corazón ama es capaz de entregar la vida entera por esa persona singular, esto en el sentido más romántico del concepto.

Pak Arifin, un hombre de 70 abriles de antigüedad y residente de Indonesia, cumplió una importante promesa hasta el final de sus días, esperando retornar a ver a su otra fracción, pero la paciencia fue tan larga que se llevó su vida entera.

Este hombre iba a la misma cantón desde los abriles 70 a sentarse desde el amanecer hasta la sombra, luego volvía a casa para al día posterior repetir la misma rutina. Durante todo este tiempo fue agradecido por todo el barriada, así como su historia, pero nadie sabía cómo brindarle ayuda.

Cuentan los lugareños que lo hacía para reencontrarse con su único bienquerencia perdido y serio. Él esperaba pacientemente bajo un árbol que se encuentra fuera de una tienda a alguno que simplemente nunca llegó.

Esta historia cuenta que por cuestiones políticas, Pak fue separado de su pareja, pero antaño de hallarse por última ocasión hicieron la promesa de reencontrarse en la misma cantón en la que sucedían sus encuentros, siempre y cuando la ciudad estuviera a omitido. Una vez que se restauró la estabilidad política, el hombre comenzó a asistir al sitio.

Trágicamente, no se sabe absolutamente falta de la mujer, pues se perdió por completo su rastra. De hecho, cuando el tiempo pasó, la familia se enteró de su historia y comenzó a buscarla, pero no tuvieron ningún éxito. Sin enterarse si estaba viva o muerta, ni si seguía adentro del país Pak, se mantuvo en una inquebrantable y llena de esperanza aplazamiento.

Sin requisa, un día, el hombre fue contrario tirado en la bordillo, con el cuerpo saciado de moretones y marcas de múltiples golpes, por lo que fue trasladado de aprieto al hospital, pero terminó sucumbiendo por las heridas provocadas.

Actualmente, en las paredes de la arista donde esperaba pacientemente está escrito un epitafio que reza: “El poder del amor”, que va acompañado de una pequeña semblanza de su historia. Él será recordado por esperar fielmente a su pareja hasta el postrero día de su vida.