Papá cruza cientos de kilómetros en la bicicleta de su hija para reunir fondos para caridad

0
29

Motivado por una elevado causa pero condicionado por la cuarentena, este hombre logró que un maratón para ayudar a instituciones y fundaciones de caridad fuera tan tierno como épico.

Wesley Hammet, de 37 abriles de época y padre de dos niñas, perdió a su antepasado el año pasado a causa del cáncer. Fue un momento muy doloroso en su vida, pero incluso fue la causa de que se calzara los tenis para cumplir el desafío de un trayecto en biciclo, con la intención de reunir parné que donaría a clínicas y centros de ayuda a pacientes con cáncer.

Él tenía planeado desplazarse hasta Rusia, y regresar en biciclo a su originario ciudad de Wythenshawe, en Manchester. Este represión iba a ser de poco más de 2,000 kilómetros en total, y Wesley se estaba preparando física y mentalmente para este gran desafío de ciclismo.

Sin bloqueo, adecuado a las restricciones de transporte generadas por la pandemia del coronavirus, su idea no iba a ser posible. Pero no se desanimó e hizo cambios para hacer más corta su ruta; en extensión de ir hasta Rusia, solo viajaría hasta la ciudad de Glasgow.

Wesley pensó que si su trayectoria iba a ser más corta tendrían que hacer poco para aumentar el nivel de dificultad del maratón, y decidió hacerlo usando una biciclo pueril de color rosa de su hija de ocho abriles de antigüedad. Esta biciclo es un objeto muy preciado en la comunidad Hammet, y por eso Wesley la eligió como su transporte para esta correr de caridad.

Este papá viajó a Glasgow e inició su retorno a casa en esta biciclo, y empezó a admitir donaciones para el Fondo Cristiano de Caridad de Apoyo al Cáncer MacMillan, la Fundación British Heart y el hospital de Caridad Wythenshawe MFT.

Me siento abrumado, pero ha sido una verdadera prosperidad. Casi nada lo logré, me sentí como en la Fórmula 1, tuve que cambiar mis neumáticos ocho veces. Sentí que iba a expirar durante ciertos tramos, pero valió la pena.

Wesley tuvo que cambiar en ocho ocasiones las llantas de la bici, y tardó seis días en terminar su alucinación de más de 320 kilómetros de regreso a su hogar, en donde sus hijas Evie Hamnett y Tehya Baron lo recibieron como el héroe que es. Gracias a su gran esfuerzo logró reunir más de 5,800 dólares para donar y ayudar a pacientes con cáncer.

Cuando se quiere ayudar siempre se encuentra la guisa de apoyar a quienes pasan momentos difíciles, y Wesley lo hizo de una forma asombrosa y igualmente muy divertida. Enhoranuena a este hombre que no teme recorrer en bici “de niña” para ser un héroe.