Papá desempleado repartió su currículum en una esquina y ahora le llueven ofertas de trabajo

0
116
loading...
loading...

Con una clan que sacar delante, este hombre no dudó en estar de pie durante horas bajo el sol, con la simple petición de que alguno lo contratara.

Patrick Hoagland es un hombre de 30 abriles que vive en la ciudad de Phoenix, Estados Unidos, y es padre de comunidad. Su vida cambió por completo cuando perdió su empleo como cirujano de montacargas en una compañía de reciclaje de metal. Estuvo buscando trabajo y llevando solicitudes a muchas empresas, pero no tuvo éxito encontrando un nuevo empleo.

A posteriori de algunas semanas, a Patrick se le estaba acabando el cuartos y las opciones. Hasta que se le ocurrió que en superficie de aproximarse gastando en soportar solicitudes, quizá podría hacer un pancarta y entregar su currículum vitae a los conductores que pasaran por una cantón:

Había estado desempleado unas pocas semanas, pero fue muy inesperado y necesitaba resolver poco rápidamente. Al principio me reí y pensé que era una tontería, pero seguí pensando en eso. Me imaginé, ¿por qué no? Hay millones de personas en Phoenix conduciendo, cierto podría contratarme.

Armado con 200 copias de su CV, una gran sonrisa, un pancarta que decía “Por favor tome un CV,  despedido buscando trabajo” y el tranquilidad de un padre de grupo, Patrick llevó a lado su plan. Llámenlo suerte o destino, su organización funcionó.

Una mujer señal Melissa DiGianfilippo vio a Patrick y tomó uno de sus CV. Le impresionó la forma creativa en la que Patrick pedía trabajo y decidió ayudarlo. En efectividad ella no lo contrató, pero como es la dueña de una agencia de mercadeo tenía muchos contactos que podrían estar interesados en este innovador trabajador sin empleo.

Ella tomó una fotografía del CV de Patrick y comenzó a difundirlo en sus redes sociales y comerciales. Subió la imagen a LinkedIn, Facebook, Instagram y Twitter:

“Estaba conduciendo por Camelback Road en Phoenix, cerca de mi oficina, y vi a este tipo al costado de la carretera con una sonrisa en un calor de 110 grados, con un letrero pidiéndole a la gente que tomara su currículum. Me encanta que no estaba pidiendo caridad, solo que la gente lo considerara para un trabajo”.

En pocos días, Patrick tenía su correo electrónico inundado de mensajes de muchas compañías. Muchos solo tenían comentarios de apoyo y felicitaciones, pero igualmente encontró interesantes ofertas de empleo.

Al final, Hoagland fue contratado por una compañía que se dedica al rectificado de hormigón, y en una entrevista aprovechó para devolver a todas las personas que compartieron su historia, especialmente a Melissa:

Ella ha sido muy buena; no necesitaba ayudarme, pero lo hizo y me cambió la vida. Estoy muy agradecido con ella.

Querer es poder y cuando se tiene la responsabilidad de una comunidad, no hay carencia que un hombre no haga con tal de darle una buena calidad de vida a sus seres queridos. Nosotros nos quitamos el sombrero frente a este alfa que nunca perdió el talante.

loading...