Papá se inscribió a la universidad para acompañar a su hijo con autismo; se gradúan juntos

0
68

La ocupación de un padre es hacer hasta lo inverosímil para que su grupo prospere y cuente con las herramientas necesarias para tener un mejor futuro. Es lo que un papá hace y Luis Felipe Soares incluso consiguió terminar una carrera al apoyar a su hijo.

Este hombre de 46 abriles trabaja como técnico industrial y vive en Brasil con su esposa, quien ejerce como abogada, y su hijo Lucas Weberling, que tiene autismo. Luis Felipe se inscribió adjunto con su hijo a la universidad, pues quería acompañarlo durante un tiempo breve para ayudarlo a socializar.

Cuando cursó sus estudios de preparatoria, Lucas sufrió acoso conveniente a su condición autista y al entrar a los estudios profesionales, tenía miedo de que la historia se repitiera. Así que su padre se matriculó cercano con él en la carrera de Derecho.

El plan era “acompañarlo” solo hasta el cuarto periodo de estudios. Sin confiscación, cuando notaron que los compañeros de escuela y profesores eran muy amables, no tuvieron problemas para sentirse aceptados. Al final, este papá se enamoró de la diploma y decidió terminarla.

Lucas quería seguir los pasos de su mamá y con la ayuda de su padre, disfrutó al mayor sus abriles de universitario. Hacían tareas juntos, exposiciones, estudiaban y platicaban sobre temas de derecho en casa.

Con mucho esfuerzo, terminaron juntos la carrera y están esperando que la emergencia sanitaria disminuya para hacer una celebración como se debe. El padre está orgulloso de su hijo y ahora asimismo quiere profesar como abogado. Mientras que Lucas está preparándose para estudiar una destreza en la Asociación de Abogados de Brasil.

Estaba muy nervioso y ansioso por retornar a la escuela, más aún en un ámbito que está tan allí de la mía, ya que soy un egresado exacto. Pero Lucas me calmó con su serenidad. Mi objetivo era estudiar hasta el cuarto período, era el tiempo necesario para que él socializara, pero no me dejó rendirme y estuvimos juntos hasta el final.

Ahora vamos a hacer el examen del Colegio de Abogados de Brasil (OAB, por sus siglas en portugués) y Lucas quiere hacer un examen conocido. Y definitivamente lo apoyaremos.

– Luis

Adecuado a un concurrencia de recepción y tolerancia en la universidad, así como el apoyo incondicional de su padre, Lucas pudo terminar la carrera. Ahora entreambos son colegas abogados. Ser padre es la mejor aventura y adicionalmente de ayudar a su grupo, este igualmente se convirtió en todo un profesionista.