Papá sin un brazo cruza el Atlántico para llegar a tiempo a la boda de su hija

0
125

Estar presente en uno de los momentos más importantes de su hija fue lo que inspiró a Garry Crothers a insubordinar el áncora de su embarcación, izar las velas e iniciar una larga travesía por el océano.

La expresión “el amor cruza fronteras” se hizo sinceridad de forma épica cuando este hombre discapacitado viajó durante 37 días, sin ninguna ayuda ni compañía, en su barco desde la Isla de San Martín, en el Caribe, hasta conservarse a la ciudad de Derry en Irlanda. He aquí al triunfador del premio al Padre del Año.

Garry Crothers había surgido de alucinación a las islas del Caribe a inicios de este 2020, pero cuando inició la cuarentena por la pandemia no pudo delirar de regreso a su hogar en Irlanda. El problema fue que en pocos meses sería la boda de su hija, y él no se la iba a perder.

Con los vuelos cancelados y ningún otro medio de transporte arreglado, este papá y marinero alfa decidió que no contaba más que con sus arrojo y su barco. Así que desde el 28 de mayo zarpó sin compañía y emprendió un alucinación para cruzar el Atlántico.

Adicionalmente de estar completamente solo en el océano, lo impresionante de este alucinación de más de 6,400 km fue que Crothers lo hizo sin un protector. En el 2009 sufrió un enfermo casualidad y en el 2018 le amputaron el ayuda izquierdo. Así que fielmente hizo esta travesía con una sola mano.

Otro detalle muy impresionante es que Garry comenzó su alucinación desde una de las islas del Caribe que se vuelve el epicentro de huracanes en esta temporada. Así que verdaderamente se enfrentó a un mal clima.

El sábado 4 de julio por fin este oportunista padre llegó al puerto del río Folye en Derry, y lo esperaba una gran multitud para recibirlo. Todas su grupo estaba reunida esperándolo, y hasta el corregidor de la ciudad se presentó para darle la bienvenida y inspeccionar su gran esfuerzo. Ahora este orgulloso padre está de revés en casa, y se prepara para asistir a la boda de su hija programada para el mes de septiembre.

Con este alucinación tan arriesgado y épico, Garry Crothers nos demostró que el coito de un padre por su hija es la mejor motivación, y que un hombre haría cualquier cosa para ser parte de un momento tan importante. Nos ponemos de pie para ovacionar a este marinero alfa.