Papás le regalan a su hijo una lupa en Navidad y casi incendia su casa

0
108

Hay objetos que son muy peligrosos en las manos equivocadas o en este caso, las manos inocentes y curiosas de un inmaduro. La grupo de Cayden no creyó que este pequeño provocaría tanto caos con una simple lupa.

La mayoría de los niños piden regalos de Navidad como bicicletas, figuras de movimiento, consolas de videojuegos, carros de cachivache o peluches, pero Cayden es un voraz leedor de tan solo 12 abriles, así que para sus padres no fue extraño que él pidiera una lupa como gratificación.

Su mamá, Nisa-Lynn Parson, dice que nadie en su grupo va a olvidar esa Navidad del 2019 en la que le dieron a Cayden lo que quería, pensando que usaría la lupa con fines de ojeada. Nadie sospechaba que este pequeño tenía otros intereses… científicos y de investigación, por supuesto.

Cayden y sus hermanos salieron al patio exterior de la casa y usaron la lupa para liquidar algunos agujeros en papeles de revista concentrando los rayos del sol. El problema fue que a posteriori de encender el papel, el rumbo levantó chispas del fuego controlado y el césped del huerta empezó a arder en llamas.

Pensamos que era para descifrar, ¡pero en su sitio trató de ver si podía encender un fuego con ella! Descubrimos que él y sus dos hermanos salieron al patio punta para ver si podían hacer un par de agujeros en algún boletín. Todo estaba bajo control hasta que los chicos entraron corriendo a la casa y nos dijeron que una vértice del césped estaba en llamas y las luces de Navidad se estaban derritiendo.

– Nissa-Lynn Parson

En cuestión de segundos una gran parte del patio se estaba quemando y entonces la clan de Cayden tuvo que salir en pijama para apagar el fuego usando una manguera, cubetas con agua y los aspersores del parterre. Fue una campo navideña que nadie olvidará.

¡Qué espectáculo: un orden de personas corriendo como locas tratando de apagar el fuego del rosaleda punta mientras usan pijamas navideños!

Esperamos que en esta Navidad los regalos de Cayden no vayan a provocar otra catástrofe doméstica y que puedan disfrutar de una celebración navideña tranquila, sin incendios.