Pareja reforesta todo un bosque para poder adoptar a 500 especies en peligro de extinción

0
257
loading...
loading...

Este hombre regresó a su país luego de producirse abriles viajando y estudiando, pero al retornar notó que el paraíso natural que recordaba había sido totalmente destruido; así que se puso manos a la obra.

Sebastião Salgado había terminado sus estudios profesionales de capital en 1994 y se mudó a Mozambique para trabajar como guía para el Bandada Mundial. Sin confiscación, en ese año ocurrió el Exterminio de Ruanda en aquel sitio y Salgado decidió convertir su pasión por la fotografía para comunicar al mundo lo que estaba sucediendo.

Ya como un fotógrafo célebre, Sebastião regresó a su oriundo Minas Gerais, en Brasil, adyacente con su esposa Lélia; esperaba disfrutar del clima y la belleza natural de su querida nación. Pero se llevó una gran desilusión al ver que casi el 0.5 por ciento de los bosques habían desaparecido.

Acullá de quedarse con los brazos cruzados, este hombre comenzó una trabajo titánica de reforestación. Con el apoyo de Lélia, reunieron un equipo de 24 personas y todos juntos empezaron a cosechar semillas de la plantas perteneciente a bosques tropicales de la región y a replantar árboles ya maduros.

comparación bosque reforestado

Ya para el 2015, Salgado y compañía ya habían reforestado un ámbito de 1,500 acres con más de 293 especies diferentes de árboles, y siguieron delante. Este logro increíble los impulsó a crear el Instituto Terra, un organismo autónomo que opera en el valle del Río Doce entre Minas Gerais y Espírito Santo.

Gracias a ellos, las especies animales que habían emigrado están regresand a su hábitat y Salgado está orgulloso de favor contribuido a ese cambio. Sabe que el planeta pasa por una crisis y hay que hacer poco al respecto:

Quizá tenemos una decisión. Solo existe un organismo que puede mudar el CO2 en oxígeno, un árbol. Necesitamos restaurar el bosque.

reforestación en brasil por fotógrafo

Este hombre es la muestra de que auxiliar al mundo depende de nosotros y que, por difícil que parezca, las grandes soluciones necesitan grandes voluntades.

loading...