Periodista mexicano confiesa que se robó el jersey de Tom Brady; Tom le acaba de contestar

0
130

El Super Bowl LI fue la confirmación de Tom Brady como uno de los jugadores de futbol amerindio más grandes de todos los tiempos, pero incluso el círculo de un penoso incidente donde un periodista mexicano se robó el elástica que usó el campeón en ese histórico partido.

Mauricio Ortega aprovechó que tenía un pase de prensa para entrar a los vestidores, y entre el desconcierto por la celebración, tomó la camiseta de Brady. Cuando fue descubierto se desató la polémica.

Fox Sports y NFL Films hicieron un documental sobre este Super Bowl y por supuesto que no podían dejar fuera lo sucedido con Mauricio, quien encima se había robado otro chaleco de la impresión XLIX, todavía de Brady, y en el gran ocio L, se llevó el casco de Von Miller.

En un trabajo conjunto entre autoridades de Estados Unidos y México se descubrió que él era el responsable de los robos, lo que lo llevó a perder su trabajo como director del gaceta La Prensa y a que el gobierno estadounidense le prohibiera la entrada a su país.

Como no hay cámaras en los vestidores, el FBI pidió sus grabaciones a todos los medios de comunicación presentes, y luego de revisar horas y horas de material, vieron a un sospechoso. A posteriori revisaron las 20,000 acreditaciones que se expidieron para el evento y así identificar a este hombre, quien ya ofrecía el chaleco por internet para venderlo.

Cuando salí del estadio sabía que se iban a notificar que fui yo, no por el suéter del Super Bowl LI, sino por tener compartido fotografías del otro chaleco. Sabía que lo que había hecho estaba mal. Si Tom Brady estuviera sentado aquí, que es poco que no descarto, que algún día Tom Brady pueda venir a esta casa, es bienvenido. Me daría mucho estética. Tom Brady acepta mis disculpas, estoy asaz apenado, fueron arranques de un fan descontrolado.

-Mauricio Ortega, en el documental El gran atraco de Brady

Aunque para algunos no solo fue su distracción por este ludópata, sino que ese elástica tiene un valencia estimado de medio millón de dólares, así que consideran que lo que en sinceridad quería este hombre era el moneda. No lo sabemos.

Al menos para Brady lo importante es que recuperó sus históricos artículos, ya que son parte importante de su carrera como deportista profesional.

Por su parte, Tom Brady lo tomó con calma y posteriormente de conocer la disculpa del estafador, lo perdonó.

Disculpa aceptada. Todos cometemos errores, miras a la sociedad que te rodea y debemos impedir que los errores dejen cicatrices permanentes en ti. Las cosas en las que te equivocas y aprendes sobre ellas se convierten en poco positivo en tu vida. A veces hacemos cosas sin pensarlo, pero cuando aprendes de ello, pienso que puedes mejorar tu vida.

Tom Brady

Parece que todo está arreglado, aunque eso de que Brady un día quiera ir a la casa de Mauricio Ortega, bueno, lo vemos un poco complicado.