Perrita fue atacada con aceite hirviendo pero siguió amamantando a sus cachorros

0
421
loading...
loading...

Lina era una perrita callejera que fue atacada con grasa caliente por la dueña de un recinto en la ciudad de Merlo, Argentina.

Pese a las quemaduras que sufrió en el cruz, cabecera y uno de sus luceros, siguió amamantando a sus cachorros en el división.

La historia fue rescatada por la organización de voluntarios 4 Patas, quienes le dieron tratamiento al animal. Pese a la pesadez de sus heridas, lograron que no perdiera la visión.

Tras su recuperación, Lina fue finalmente adoptada, pero permaneció con temor a los seres humanos. Sus nuevos dueños recuerdan que "los primeros días fueron difíciles porque temblaba, no levantaba la cabecera y se quedaba quieta en el mismo puesto".

"Incluso en un momento se hizo pis del miedo, pero nosotros sabíamos que era cuestión de tiempo. Cada vez que la visitábamos en el refugio mientras se recuperaba, nos ponía muy contentos ver lo buena y juguetona que era. Así que sabíamos que con los días se iba a ir aflojando", añadió Daniela, su nueva dueña, al diario La Nación.

loading...