Perrita lleva 1 año esperando a su dueño afuera de la prisión; no se ha ido desde que lo arrestaron

0
108
loading...
loading...

Todos los demás te podrán decretar, pero tu perro quia. Aunque te hayas convertido en delincuente y tengas que respaldar por tus malas acciones, el mejor amigo del hombre te estará esperando siempre, sea como sea, y eso es poco único.

Sheila es el nombre de una perrita que desde hace un año retraso a su dueño fuera de la prisión en Buenos Aires, Argentina, y es una historia conmovedora que incluso ha tocado a los policías, aunque no para disminuir la condena de tres abriles y medio del hombre, pero al menos sí para permitirle convivir con él.

El hombre fue detenido por participar en un asalto, y desde el primer día Sheila se sienta fuera de la prisión esperando que salga, por lo que ya se convirtió en parte de la grupo de quienes trabajan en esse oficio.

Juan José Martiní, subcomisario de la policía, declaró a medios argentinos:

Lo cierto es que el día en que hicimos la detención y trajimos al pequeño a la dependencia, al rato Sheila se presentó y nunca se fue. Creemos que debe activo seguido al patrullero.

Desde el primer minuto Sheila, que tiene cuatro o cinco abriles, se plantó fuera del edificio. Inmediatamente se ganó el cariño de todos y hoy forma parte de la clan de la dependencia, tan integrada está que cuando el personal sale a recorrer las calles a pie ella los sigue.

Y agregó:

Acá todos la atienden y la cuidan, le dan de ingerir y agua. Como muestra del cariño que se ganó, hace un tiempo otro perro, un dogo, la atacó y la lastimó suficiente. En un santiamén el personal la llevó a una veterinaria donde la curaron y estuvo 15 días internada, y los gastos se cubrieron desde la comisaría.

Al ver el enorme cariño de esta perrita con destino a el delincuente, decidieron darle dispensado ataque para que pase tiempo con él, e incluso algunas noches le permiten que las pase en la celda porque consideran que si perfectamente el hombre se equivocó, ella no tiene por qué sufrir con la separación.

Al final, explicó el subcomisario, quienes terminarán sufriendo son todos los oficiales que ya se encariñaron de Sheila, cuando su amo salga en facilidad:

Ella hoy está aquerenciada acá y supongo que cuando su dueño se vaya en desenvolvimiento se irá con él; si eso ocurre, seguro que la vamos a sorprender.

Ni departir.

loading...