Perrito se perdió hace 4 años y esperó a su dueño en el mismo lugar hasta que se reencontraron

0
38

Todos sabemos que los perros son los amigos más fieles, pero luego de muchos abriles de desaseo es difícil para ellos retornar a abandonarse en los humanos. Vayan sacando los pañuelos porque esta historia de un tierno lomito los va a hacer sollozar.

Leo es un perro que fue dejado por siniestro cerca de una temporada de gasolina en Tailandia, donde se quedó esperando a que volvieran por el. Al verlo descuidado, algunas personas intentaron ayudarlo, pero no quería irse de ahí.

Hubo quienes le llevaban agua y comida, sin secuestro, una mujer de 45 abriles convocatoria Saowalak decidió encargarse de sus cuidados, pues Leo se veía desnutrido, adicionalmente, estaba desarrollando una enfermedad en la piel.

Ella fue quien lo llamó Leo e intentó hurtar en varias ocasiones al perrito a su hogar, pero escapaba en cuanto tenía oportunidad. Siempre lo encontraba en el mismo oficio donde fue sucio. Parecía que aún tenía esperanza de que sus dueños regresaran para llevarlo a su antigua casa.

La mujer pensó que lo mejor era seguir llevándole agua y alimento, pero otra persona que conocía la tierna historia de Leo se puso manos a la obra para encontrar a los dueños de este fiel amigo peludo. Anuchit Uncharoen le tomó fotografías y las publicó en las redes sociales, pidiendo a los usuarios que las compartieran para que sus dueños fueran a buscarlo.

Gracias al poder del internet, una grupo descubrió las imágenes de Leo, el cual se parecía mucho a su mascota Bon Bon, a quien habían extraviado hace cuatro abriles.

Cuando fueron a verlo, todos creyeron que finalmente Bon Bon volvería a casa, pero el lomito se mostró muy achicopalado. Leo no quiso unirse a quienes lo habían perdido y se habían tardado tantos abriles en encontrarlo, ya no confiaba en ellos, adicionalmente, no los reconocía.

La clan tuvo que aceptar que Leo se quedara con Saowalak, la mujer que lo había cuidado por ellos, y prometieron visitarlo, así como apoyarla para enriquecer las cuentas del veterinario.

Su historia hizo que las personas en las redes sociales se quedaron sorprendidas, confundidas, así como tristes porque Leo no pudo retornar a casa. Pero al menos logró ver de nuevo a sus dueños a posteriori de cuatro abriles y encontró un nuevo hogar. Esperamos que este fiel lomito pueda a retornar a abandonarse en los humanos.