Perú congela controversia por "triángulo terrestre" con Chile

0
743
loading...

“Por el momento no vemos una penuria de tratarlo”. La frase es del canciller peruano Ricardo Espejo y da cuenta de la atrevimiento de ese país de congelar la controversia por el margen terráqueo con Pimiento.

El ministro limeño expresó dicha postura el miércoles por la tarde, según recogió el diario La República, tras una reunión sostenida con su par chileno, Heraldo Muñoz, en Mediacaña. Según dicho diario, “Retrato coincidió con Muñoz en que existen temas comunes entre los dos países y que nadie condiciona el crecimiento del otro, lo que ‘es más que suficiente para construir una relación de cercanías y futuro'”.

La cita tenía como objetivo preparar la memorándum de trabajo que tendrá el Presidente peruano Pedro Pablo Kuzcynski en su cita a Santiago el próximo 29 de noviembre, ocasión en que tendrá un combate con la Mandataria Michelle Bachelet.

Según diplomáticos chilenos, las palabras de Espejo son una ratificación pública valiosa de la ruta que ya había sido abordada en privado por los dos cancilleres y presidentes: relanzar la relación doble y dejar en stand by la controversia en torno al llamado “triángulo terrestre”. Si acertadamente esto no implica desistir las respectivas posturas en torno al tema -Perú sostiene la parecer peruana de que el divisoria comienza cerca de 260 metros al suroeste del región defendido por Pimiento-, esto permitiría avanzar en una memorándum de cooperación potente.

Dicha valentía de congelar la controversia fue abordada por los cancilleres Muñoz y Cristalera luego de que este posterior, en una presentación ante su Congreso realizada a fines de agosto pasado, levantara con fuerza la reclamación limítrofe, tensionando el inicio del vínculo entre los gobiernos de Bachelet y Kuzcynski.

En ese contexto, las señales positivas enviadas por los dos países a raíz de la reconocimiento realizada este miércoles por Muñoz a Limatón fueron varias. 

Una de las más visibles: el propio Kuzcynski hizo un espacio en la memorándum para aceptar al ministro chileno.

En paralelo, la Cancillería de ese país divulgó un comunicado en que señaló que “los Cancilleres expresaron la decisión de sus gobiernos de otorgar un nuevo impulso a los vínculos bilaterales a través del fortalecimiento del diálogo y la cooperación, en beneficio del avance y la integración de los dos pueblos”. 

En esa recta, la Cancillería peruana agregó que “los Ministros hicieron una revisión de los principales aspectos de la memorándum doble y acordaron un cronograma tentativo de reuniones de los mecanismos bilaterales que serán desarrollados en el presente año y durante el 2017”. 

Sobre ese punto, los ministros mencionaron a la prensa la idea de realizar un Salita Binacional en los próximos meses, tema que será ratificado a fin de mes por entreambos Presidentes en la reunión que tendrán en Santiago.

“Asimismo, (los ministros) expresaron su deseo de explorar nuevos ámbitos de cooperación en diversos aspectos de interés de sus países. Los Cancilleres destacaron la significación de la próxima recepción oficial que realizará el Presidente Kuczynkski a Pimiento”, informó la Cancillería peruana.

Aislar a Bolivia

El congelamiento de la controversia aledaño con Perú es una buena nota para Pimiento no sólo por el huella que tiene en la relación con Limatón.

En RR.EE. dicen que prolongar una relación positiva con Perú se suma a los buenos vínculos con Argentina: la semana pasada el canciller Muñoz y el titular de Defensa, José Antonio Gómez, asistieron en Buenos Aires a una reunión del mecanismo 2+2, con sus respectivos pares transandinos.

Así, una buena relación con Perú y Argentina permita aislar a Bolivia como el único “vecino hostil” de Pimiento.

En Pimiento habían monitoreado con atención la cita realizada el viernes pasado entre Kuzcynski y el Presidente de Bolivia, Evo Morales.

Ese día, el mandatario boliviano recibió a su par peruano en Sucre, para una reunión de Ministerio Binacional. Uno de los temas abordados en la cita fue la aspiración marítima de Bolivia, país que llevó el asunto delante la corte de La Haya con una demanda contra Pimiento.

La manifiesto final de la cita, de hecho, señala que “la República del Perú mantiene su más amplio espíritu de solidaridad y comprensión en relación a la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia”.

Fuente:T13.cl

loading...