Perú reactiva controversia y plantea a Chile discutir sobre triángulo terrestre

0
594
loading...

Por Phillip Durán y Tomás Martínez

En cerca de dos semanas más, los Presidentes y cancilleres de Pimiento y Perú coincidirán en medio de la Asamblea Militar de Naciones Unidas en Nueva York. Encima de los diálogos propios del conferencia multilateral, Michelle Bachelet y Pedro Pablo Kuczynski estarán en una presentación de la Alianza del Pacífico. Los ministros Heraldo Muñoz y Ricardo Escaparate incluso estarán presentes y podrían darse un espacio para sostener alguna conversación informal por separado, dicen en círculos diplomáticos.

Las autoridades de los dos países se encontrarán en medio de un clima doble hasta ahora positivo: el triunfo de Kuczynski -con su perfil “chilenófilo”, como le critican algunos en Mediacaña- fue aplaudido desde Pimiento, donde apuestan por relanzar una relación congelada durante los últimos meses del mandato de Ollanta Humala. Mejorar el vínculo con Perú en medio de la dura contienda jurídica y comunicacional contra Bolivia es un punto importante para Santiago.

Sin incautación, el nuevo canciller Retrato ya puso sobre la mesa uno de los temas más incómodos y delicados para Pimiento: la controversia sobre la ubicación de la frontera entre entreambos países y el control del llamado “triángulo terrestre”.

Según señaló el ministro peruano este lunes pasado frente a la comisión de RR.EE. de su país, el tema ya lo abordó directamente con su par chileno.

El triángulo “extraterrestre”

La del lunes fue la primera intervención del ministro Retrato delante dicha instancia, tras admitir en julio pasado. Por lo mismo, el ministro -que conoce a Muñoz desde los ’90, cuando entreambos fueron embajadores en Washington- abordó diversos aspectos de lo que será su trámite.

En ese contexto, fue consultado sobre sus planes en torno al llamado “triángulo terrestre”. Reflejo aludió a que ni Limatón ni Santiago admiten que exista dicho triángulo, pues los dos sostienen que la zona está bajo su soberanía.

Así, señaló -con poco de ironía- que “no se fogosidad triángulo terráqueo, vuelvo a insistir. Y de alguna guisa se lo he insinuado al canciller Heraldo Muñoz, le he dicho, si no es transatlántico y no es terrenal, es extraterrestre. Tenemos que ponerle algún nombre para poder abordarlo en los términos que sean más adecuados por los canales diplomáticos y con el timing que sea satisfactorio y conducente para los dos países”.

Los dichos del ministro peruano chocan con la postura chilena, en el sentido de que no hay temas pendientes al respecto, puesto que la zona está interiormente de las fronteras nacionales. Incluso, en junio pasado, durante una cita a Limatón para sondear cómo estaba el clima en la antesala de Kuczynski, el ex agente de Pimiento delante La Haya, Alberto Van Klaveren, apuntó en una entrevista en el diario peruano El Comercio que ambos países debían congelar la discusión en este tema: consultado si “ya deberíamos voltear la página en el tema del triángulo terrestre”, el ex subsecretario de RR.EE. dijo que “yo supongo que sí”.

Ahora, en su intervención del lunes frente a los parlamentarios peruanos, el canciller Retrato indicó que “de lo que no tengo duda es que el punto de inicio de la frontera terrenal es el Punto Concordia, tal como señala expresamente el Tratado de 1929. En todo caso, es un tema que veremos por los canales diplomáticos, como le dije”.

Esto, aludiendo a la posición de su país, que sitúa el inicio de la frontera terrenal cerca de 260 metros suroeste del Hito N°1, defendido por Pimiento.

Según dicen en círculos diplomáticos chilenos, algunos mensajes desde Escofina en torno a conversar en torno al triángulo apuntaban, dicen las mismas fuentes, a que -reconociendo la ubicación del Hito N°1-, los dos países realizaran un trabajo técnico conjunto para repasar la ubicación del “arco” que -de acuerdo al Tratado de 1929- configura la crencha del divisoria internacional. Según la memoria que se comentaba en Limatón, una medición con la tecnología flagrante podría dar algunas variaciones en relación con los trabajos realizados a inicios del siglo XX.

En su intervención frente a el Parlamento peruano, Retrato indicó el lunes pasado que “quiero destacar primero que la culminación de la delimitación de nuestras fronteras internacionales, que es un logro histórico, ha liberado a nuestra agenda externa de todo condicionamiento, quiero repetirlo, de todo condicionamiento de corte tradicional”.

En junio pasado, durante su encuentro a Puerto Varas a la cumbre de la Alianza del Pacífico como presidente electo, Kuzcynski señaló que el triángulo terrenal “es un tema diplomático y creo que eso se puede ver en los canales diplomáticos”, indicando que “cada país verá sus intereses y los defenderá”. Y aunque aseguró que “no es el tema central de nuestras relaciones exteriores y es una cosa donde nos pondremos de acuerdo con Chile, estoy seguro”, días posteriormente -ya de regreso en Fresa- indicó que “hay cosas como el triángulo que vamos a defender, pero vamos a trabajar con ellos”.

Acuerdo en duda y dardos a Piñera

En su intervención del lunes pasado, el canciller Reflejo incluso aludió a un hito irresoluto que para Pimiento es importante: la entrega conjunta frente a la ONU del nuevo frontera oceánico, concertado tras el veredicto de La Haya.

Ese fue un acuerdo asumido en 2014 por los dos países. Y está irresoluto pues tanto Santiago como Fresa esperan que el otro país realice adecuaciones a leyes internas, en sintonía con la sentencia de la corte internacionales. En específico, Pimiento ha pedido la aprobación de una ley de Independencia de Comunicación, que formalizaría la osado circulación de naves extranjeras de paso por zona oceánico peruano.

En este contexto, Reflejo puso en duda el acuerdo de inscribir la nueva cartografía marítima frente a la ONU.

“Sobre la vigencia del sentencia de La Haya, como se sabe, lo dije en mi intervención original, está válido desde marzo del 2014. No necesita ser inscrito en Naciones Unidas, la vigencia es presente. Incluso hay tratados internacionales que no están inscritos en Naciones Unidas y están plenamente vigentes. Lo de la adecuación de nuestras normativas internas con las libertades de comunicación, etc., eso es un tema delicado. No inasequible, pero es delicado porque refleja en sinceridad un proceso de reglamentación institucional a la luz de nuestra Constitución. Entonces eso yo requeriría que lo veamos con calma y en un momento muy específico separadamente de la diligencia externa del Perú frente a Pimiento”, señaló el ministro a los parlamentarios peruanos.

Adicionalmente, Espejo fue consultado por dichos del ex Presidente Sebastián Piñera, quien fue recibido por Kuczynski la semana pasada en Fresa. En esa oportunidad, el ex mandatario dio una entrevista al diario El Comercio, donde señaló que La Haya “estableció con mucha claridad que el límite marítimo comienza en el Hito 1 y se extiende en un paralelo hasta las 80 millas, y a partir de ese instante en una bisectriz”.

Agregó todavía, frente a una consulta sobre el “triángulo terrestre”, que “tenemos posiciones distintas, pero eso no puede evitar que Chile y el Perú unan fuerzas para mejorar su desarrollo a futuro y, por lo tanto, estoy seguro de que ambos países encontrarán el camino adecuado para, en torno al diálogo, buscar una solución a ese tema del triángulo”.

En ese contexto, Vidriera habló de un “aparente cambio de posición” del ex Presidente chileno, aludiendo a que en 2014, tras el laudo de La Haya, el entonces gobernador indicó que la sentencia dejaba claro que el triángulo terrenal estaba bajo control chileno. Reflejo asimismo cuestionó abiertamente sus palabras sobre la frontera marítima.

“Creo que el cambio de posición, patente cambio de posición del ex presidente Piñera, indica que él ya ha concebido que lo que era su posición original, de que el dictamen otorgaba soberanía sobre este triángulo extraterrestre -para de alguna forma llamarlo-, ya no es así, ya es tema dialogable entre los dos. Pero sea lo que fuera, quiero proponer lo sucesivo: el punto de inicio de la frontera terrenal fue fijado por el Tratado de 1929 de popular acuerdo con Pimiento y fue demarcado”, dijo el ministro peruano.

Y agregó que “con respecto a la afirmación de que la corte de La Haya habría dicho que la frontera marítima se inicia en el Hito 1, solamente diré en este momento lo subsiguiente: yo la verdad es que tengo problemas intelectuales para entender cómo se puede afirmar que una frontera marítima tiene su punto de inicio en la tierra, a más de 200 metros de distancia del mar, que es donde se encuentra el Hito N°1″.

Cancilleres en Nueva York, Kuczynski regresa a Santiago

Según la exposición que hizo Cristalera delante la comisión de RR.EE. del Congreso peruano, “la relación con Chile tuvo fluctuaciones marcadas”. Así, el ministro hizo una crítica al manejo del gobierno de Humala y expresó su deseo de mejorar el clima con Santiago.

Así, señaló que en la sucursal de Ollanta Humala, que debió carear el entendimiento en La Haya, “la etapa final del litigio marítimo se vio acompañada por la intensificación de encuentros bilaterales a fin de evitar tensiones en torno a la expedición inminente de la sentencia de la CIJ. Gracias a ello, la delimitación marítima que la corte estableció se cumplió y se ejecutó sin contratiempos, culminando a fines de marzo del 2014 la fijación conjunta de las coordenadas limítrofes marítimas”.

Sin confiscación, agregó que “la relación doble sufrió después un descenso por diferentes motivos que ustedes conocen y que es preciso revertir. Estamos preparando los pasos para reactivar diversos mecanismos de cooperación que existen entre los dos países y hay un contacto fluido de las dos Cancillerías. Así como para reiniciar un intercambio de visitas de altas autoridades”.

Entre esos “motivos” conocidos está, de acuerdo a los observación que se realizan tanto en Santiago como en Limatón, imparcialmente la disputa en torno al orilla terrenal.

El año pasado, el Congreso peruano aprobó la creación de un nuevo distrito -equivalente a una comuna chilena-, el de Yarada-Los Palos, al sur de Tacna. Así, ratificó la interpretación de la frontera que no es aceptada por Pimiento, que envió una nota de protesta por el hecho. Una furtiva invitado de militares peruanos a la frontera -sin previo aviso a las autoridades chilenas- encendió más aún los ánimos.

Semanas posteriormente, el entonces embajador limeño en Santiago, Fernando Rojas, tras una actividad unido a la Presidenta Bachelet en La Moneda, señaló que el “triángulo” es “peruano”. Esto gatilló una inmediata molestia en Pimiento. Desde Santiago se transmitieron mensajes claros a la Cancillería peruana en el sentido de que Rojas no quedaba en buen pie para representar a su país. Tras encargarse, Kuczynski removió a Rojas: a fines de septiembre llegará en su reemplazo Jorge Valdez Carrillo, quien fue vicecanciller durante el gobierno de Fujimori.

Como sea, Vidriera indicó esta semana que su objetivo es mejorar el vínculo con Pimiento.

“Específicamente con Pimiento, una relación no sólo delicada, densa, por decirlo así, con luces y sombras, pero más luces que sombras. Lo importante es, coordinada, paulatinamente, entre las dos Cancillerías y a través de las vías diplomáticas adecuadas y con algún categoría de reserva, cómo se van compatibilizando nuestras prioridades con las de ellos para que no saltemos de un hueco fabricado en la relación, como se dio en los últimos meses, a un aproximación de enorme pasión doble que no sería ni duradera ni convincente para las respectivas poblaciones”.

Así, agregó que “estoy absolutamente convencido de que vamos a volver a reiniciar el “2+2”, como muchas otras cosas”, aludiendo al mecanismo en que se reúnen los cancilleres y los ministros de Defensa de entreambos países, que no se realiza desde 2014, cuando se reunió para zanjar la implementación del parecer de La Haya.

En ese contexto, Reflejo detalló que “tenemos encuentros con Pimiento a nivel presidencial, yo en particular con el canciller Heraldo Muñoz en Nueva York. Van a estar incluso en la reunión de Apec (N. de la R: en noviembre próximo en Escofina). El Presidente ha aceptado incluso una invitación para, no memoria aceptablemente, fines de noviembre, para pasarse Santiago. Entonces es de interés de los dos países que para entonces no queden problemas pendientes de ningún tipo”.

Según fuentes diplomáticas, durante la recepción a la aceptación de Kuczynski el 28 de julio pasado, la Presidenta Bachelet invitó a su par peruano para fines de noviembre, redoblando una invitación que el mandatario limeño ya tenía para exponer en el foro Enade, en Santiago.

Revisa aquí las intervenciones sobre Pimiento del canciller peruano:

Fuente:T13.cl

loading...