Pez lucha con todas sus fuerzas para escapar, lo logra y termina en el drenaje

0
62

Muchas personas piensan que los peces no tienen sentimientos, pero la Universidad de Liverpool desmintió esta afirmación al realizar un estudio, encontrando que sí sienten, tanto como tú.

Hace unos meses se volvió vírico un video en el que un pez se acerca a una buzo para pedir que lo acariciara, reaccionando de una guisa muy tierna frente a los mimos de la mujer y ahora un clip en la ciudad de Tuyen Quang, Vietnam, con la misma temática está circulando por las redes.

Sin bloqueo, en esta ocasión, el pez se aferra a su arbitrio y escapa posteriormente de ser pescado. Al parecer no quería ocurrir el resto de sus días en una pecera o, en el peor de los casos, en un paila. Desafortunadamente, su destino no fue mejor, pues terminó en el drenaje.

El jueves 18 de marzo, en un día regular de pesca, un hombre dejó un pez proporcionado amplio en una tina de poca profundidad y con poca agua. El animal no estaba muy eficaz con su situación y comenzó a pelear flexionando su cuerpo con tanta fuerza que logró salir del recipiente, cayendo al suelo.

Es increíble que un pez pueda respirar fuera del agua, por lo que hizo lo que pudo para sobrevivir y se zarandeó con todas sus fuerzas durante unos segundos hasta que avanzó por todo el asfalto. Felizmente, no pasó ningún automóvil. Su insistencia fue tal que logró impresionar a una coladera, por la que se deslizó para terminar en el drenaje.

Este es un caso conveniente extraordinario, pero puede dejarnos pensando acerca de los sentimientos que tienen los animales y la poca empatía que el humano profesa en dirección a ellos.