Piñera en Plaza de la Dignidad: la ola de críticas que desató el nuevo “gaffe” comunicacional del Presidente

0
117

“Hoy, regresando a mi casa, pasé por Plaza Baquedano, me bajé un par de minutos a saludar a un grupo de Carabineros y Militares que ayudaban a dirigir el tránsito, me saqué una foto y continué mi camino”. Esa fue la explicación en Twitter del Presidente Sebastián Piñera para la polémica detonada el viernes en la tarde, cuando decidió dar un breve paseo por el sector de la Plaza de la Dignidad y el monumento al universal Manuel Baquedano, aprovechando que La zona estaba solitaria dada la cuarentena decretada por la aparición del coronavirus.

La presencia del Principal de Estado en la zona que ha sido epicentro de las protestas ciudadanas desde el 18 de octubre encendió la ira en las redes sociales y puso nuevamente en el tapete los cuestionamientos a la organización comunicacional del Mandatario, sobre todo cuando Piñera había conseguido una relativa calma en términos de aprobación presidencial.

Si correctamente el Presidente intentó una disculpa, señalando en el mismo mensaje que “Lamento si esta acción pudo malinterpretarse, no pudo evitar ser blanco de críticas de todos los sectores, desde la izquierda hasta José Antonio Kast. “Provocación” fue la palabra que más se repitió a la hora de las reacciones a este nuevo “gaffe” del Mandatario, sobre todo porque ocurre en medio de una crisis sanitaria con un aire que en cero ayuda a la dispositivo.

Otros, adicionalmente, lo compararon con otros bullados errores comunicacionales del Mandatario, como cuando concurrió a una pizzería del sector parada de la hacienda la misma indeterminación del 18 de octubre en plena emergencia del estallido social. Encima, recordaron que en definitiva la Plaza de la Dignidad se ha transformado en el epicentro de las reivindicaciones ciudadanas, pero incluso de los reclamos a las violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado.

Uno de los más duros fue su excontendor en las última presidenciales, el senador Alejandro Guillier: “usted que en estos momentos difíciles pide unidad, se dedica a provocar a la gran mayoría de los chilenos que quieren un país más justo al aparecer en la Plaza de la Dignidad”. Por su parte para el senador PPD Ricardo Lagos Weber, el acto no fue más que una “provocación ramplona… de alguien que tiene severas dificultades para empatizar con [email protected] los [email protected]… no somos pocos los que tratamos de ayudar a encontrar el derrotero que nos permita sobrellevar la pandemia…pero él no está a la altura…casi definitivamente”

En tanto, el presidente del PPD Heraldo Muñoz igualmente expresó su crítica en redes sociales: “Increíble! El Pdte Piñera se pasea por Plaza Italia/Dignidad mientras el gobierno pide a la gente q se quede en casa, Esta es una provocación e irresponsabilidad, impropia para un jefe de estado en plena crisis de pandemia, q divide al país en momento en q se requiere unidad”.

Su colega del Partido Socialista Álvaro Elizalde, incluso puso foco en que Piñera actúa a contrapelo de lo que se requiere para indisponer la pandemia “Hoy necesitamos más que nunca actuar con un sentido de unidad y responsabilidad (…) La visita a plaza de la dignidad, aprovechando la emergencia sanitaria, es un acto de provocación. ¿Qué pretende el presidente? Parece olvidar su rol de jefe de Estado”.

“Provocador a la segura, actitud de matón de cuarta, irresponsable, una vergüenza”, tuiteó indignada la diputada comunista Carmen Hertz, mientras el diputado frenteamplista Gabriel Boric, consideró que el hecho fue una “provocación despreciable”.

“El permanente afán de protagonismo de Sebastián Piñera atenta contra el liderazgo que requiere un jefe de Estado en circunstancias normales, pero sobre todo en una crisis como la actual”, señaló el ex dirigente estudiantil.

En la misma cadena, su colega de la DC, Gabriel Ascencio, indicó que lo que hizo Piñera “es una provocación innecesaria. Un insulto a las víctimas de violaciones de DDHH cometidas bajo su gobierno. Es ir a reírse de la gente. Piñera no es digno de portar la banda presidencial”.

La diputada comunista Karol Cariola consideró que lo del viernes fue “un golpe muy bajo” de Piñera. “En Plaza de la Dignidad estallaron ojos, vidas. Los carros bajo su mando le fracturaron la cadera a un muchacho, a otro lo dejaron ciego. No está a la altura del cargo un Pdte q sale a provocar a sus propios ciudadanos (…) Que ruin y frívolo Presidente”, dijo en Twitter.

Mientras, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, fue más allá y aseguró que el Mandatario “no parece estar en un estado psicológico adecuado”, porque “viola la cuarentena en Stgo y Providencia se pasea como turista y se toma fotos con su sonrisita burlona”.

“Primero pintan el monumento, después Piñera se toma fotos, ¿Qué viene ahora? ¿Un consejo de gabinete en Plaza Dignidad? Parece que los expertos en acelerantes están en La Moneda”, ironizó por su parte el senador PPD Jaime Quintana.

Desde la derecha, Piñera asimismo recibió críticas. El excandidato presidencial José Antonio Kast dijo que se trató de una “inexplicable acción”, porque “debió haber ejercido su autoridad cuando el estado de derecho era vulnerado, no en medio de la cuarentena. Gobierno avanza un paso, pero retrocede dos”, sostuvo.

La defensa de Desbordes

Sin incautación, en defensa del Presidente alió al timonel de NR Mario Desbordes quien descarta que la actividad de Piñera haya sido una provocación. “Nadie tiene derecho a pretender q un chileno, cualquiera que sea, no puede ir a la plaza Baquedano, Italia o como quieran decirle. @sebastianpinera es el Presidente de Pimiento y no provoca a nadie al caminar por ahí. La plaza no tiene dueño, nos pertenece a todas y todos.

“Aunque cualquiera con salvoconducto podría hacer lo mismo, Argumento sanitario por foto en plaza baquedano es debatible ok. Pero pretender qué hay una provocación? Eso no es aceptable. Nadie es dueño ni tiene derecho a decidir quien si y quien no en ese lugar”, añadió.