Piñera y Guillier se dan con todo en sus respectivos actos de cierre de campañas

0
437
loading...
loading...

Los candidatos a la Presidencia, que el próximo domingo medirán sus fuerzas en las urnas, pusieron fin a una larga campaña electoral con la examen puesta en alianzas que garanticen el triunfo de sus proyectos políticos en una eventual segunda dorso.

Rendidos delante la evidencia de los sondeos, que certifican que nadie alcanzará la mayoría absoluta en la primera votación, este jueves los aspirantes a suceder a Michelle Bachelet se enviaron mensajes unos a otros e hicieron guiños al electorado al margen pensando en un eventual balotaje el próximo 17 de diciembre.

El ex Presidente Sebastián Piñera, quien aspira a la reelección, sacó a relucir su condición de protegido en las encuestas durante el mitin de obturación de campaña, celebrado en Santiago frente a unas 5.000 personas, según la estructura.

El defensor de la coalición Pimiento Vamos se quejó del clima de “odiosidad” del que, según dijo, han sido víctimas él y su comunidad, y emplazó a los votantes a construir una “mayoría positiva”.

“Esta campaña no ha sido fácil, a muchas candidaturas les han faltado ideas y propuestas y les han sobrado odiosidades y descalificaciones”, aseguró Piñera.

Y llamó a sus adherentes a propiciar un Gobierno de dispositivo. “Podemos y debemos construir una mayoría positiva que se una, pero no como hacen otros, en contra de una coalición o de un candidato.

Al igual que ha venido haciendo en los últimos meses, el patrón lanzó reproches al Gobierno de Michelle Bachelet, al que acusó, entre otras cosas, de mostrarse pusilánime frente a la violencia en la región de La Araucanía, tablas del llamado “conflicto mapuche”.

Por su parte, el candidato oficialista, Alejandro Guillier, salió al paso de las críticas del representante de la derecha al Ejecutor de Bachelet, del que dijo considerarse un continuador.

“Por amor a Bachelet, votaremos por Guillier” gritaron los seguidores del senador independiente, al que apoyan seis de los siete partidos de la Nueva Mayoría, la alianza formada en 2013 para impulsar la candidatura de la flagrante mandataria.

“Estoy consciente de la misión histórica de tomar el relevo y seguir avanzando”, dijo Guillier en un multitudinario acto celebrado en Santiago al que incluso asistieron una decena de ministros y numerosos altos cargos de la presente Establecimiento.

Guillier aprovechó la ocasión para salir al paso de las críticas de Piñera a la acto del Gobierno en La Araucanía.

“Le quiero decir a la derecha que nuestros pueblos originarios no son terroristas. Vamos a reconocerlos constitucionalmente”, enfatizó.

En tanto, la candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, a quien las encuestas sitúan en tercer circunstancia, realizó el candado de campaña en Concepción, donde comenzó su carrera profesional como periodista, en un ademán con el que incluso quiso evidenciar que apoya la descentralización política.

Sánchez hizo hincapié en la ética de la actividad pública al afirmar: “Acá existe un valor de hacer las cosas bien y de hacerlas de manera transparente. Aquí hay manos limpias que quieren permanecer limpias”.

La representante de la coalición de izquierdas se refirió durante su intervención a algunas de sus principales propuestas, como la supresión del sistema privado de pensiones y del manejo por parte de la banca de los préstamos otorgados por el Estado a los estudiantes, así como de la especulación con los medicamentos, cuyo precio en Pimiento no está regulado.

En tanto, el candidato presidencial del Partido Progresista, Situación Enríquez-Ominami, de profesión cineasta, realizó durante esta marcha un itinerario por diversos lugares de la caudal chilena que fueron retransmitidos en vivo por las redes sociales.

Enríquez-Ominami, que a pesar de ser el más novato de los ocho candidato se presenta por tercera a la Presidencia de la República, hizo reproches al paladín de derecha, y guiños a los candidatos del oficialismo, el centro y la izquierda.

“Sebastián voy por ti, Alejandro, te necesito. Beatriz y Carolina, las necesito”, declaró.

“Sebastián, fomentaste la desigualdad y el clasismo, no te voy a permitir gobernar. Sebastián Piñera, soy tu freno, tu límite”, enfatizo Enríquez-Ominami, quien igualmente dijo estar dispuesto a “defender el legado de Bachelet”, en indirecta a las reformas impulsadas por la flagrante mandataria.

Por extremo, la candidata de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, se trasladó a Concepción, a posteriori que anticipara su mitin de pestillo con un acto celebrado en la pista central del Estadio Doméstico en el que se cerró a la posibilidad de sumarse al comando de Guillier frente a un eventual segunda dorso.

loading...