Plataforma digital #ChileDedice busca 100 mil firmas para pedir al Gobierno un plebiscito nacional para una nueva Constitución

0
67
loading...

 A un mes de la crisis política e institucional más oneroso que ha enfrentado el país desde el retorno de la democracia, -que ha costado la vida a 22 personas, 2.000 han resultado heridos, 200 personas con traumas oculares graves por perdigones disparados por Carabineros, más de 5 mil detenidos, fuera de todo el daño material a infraestructura pública y privada, que ha llevado igualmente a una importante fruncimiento de la economía- la comunidad digital impulsada por Fundación Tribu ha levando una plataforma señal #ChileDecide, la que pretende reunir 100 mil firmas para solicitar al Gobierno la realización de un plebiscito doméstico para una nueva Constitución.
Lea aquí sus fundamentos:
El jueves 7 de noviembre de 2019, la asamblea de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), que representa a 330 comunas del país, y de todos los sectores políticos, aprobó realizar una consulta para conocer si la ciudadanía está de acuerdo o no con que se inicie el proceso para una nueva constitución política de Pimiento.
La demanda por un plebiscito para que sea la ciudadanía chilena quien decida si se mantiene la constitución flagrante o si debe avanzar cerca de una nueva constitución, ha estado muy presente en el debate sabido y en las múltiples convocatorias en las calles durante las últimas semanas.
Es un hecho que en el país hay personas que no están de acuerdo con que se realice un cambio de constitución y que hay personas que sí lo están.
Desde nuestro más profundo compromiso con los títulos de la democracia, creemos que, sin importar nuestra preferencia individual respecto al resultado del plebiscito, lo que corresponde es que esta atrevimiento sea tomada por la totalidad de las personas que conformamos el país. Creemos que esto lo tiene que lanzarse Pimiento.
A pesar de las distintas medidas anunciadas por el Gobierno, ya han pasado tres semanas de manifestaciones masivas en todo Pimiento. A la vez, se sigue viviendo violencia en las calles. La polarización social está creciendo, y está dificultando el diálogo y tensionando las relaciones personales (incluso interiormente de las familias). Nadie quiere esto. Por esta razón, se necesita con emergencia una respuesta política que logre hacerse cargo de la situación.
La Constitución es la almohadilla institucional de la estructura de nuestro país. Ésta no es comparable con ninguna otra ley ni política pública.
Convocar a un plebiscito doméstico sobre el cambio de Constitución, dando los plazos y condiciones adecuados para un buen proceso de toma de atrevimiento, es la respuesta política de carácter tolerante que se necesita para descomprimir el conflicto y transitar cerca de una nueva etapa.
Pedir un plebiscito no es imponer una atrevimiento, sino todo lo contrario. Pedir un plebiscito es pedir que no se nos imponga una valor; es pedir que se dé el espacio para que la totalidad del país participe y decida.
El presente conflicto surge desde una profunda deslegitimación de la política y las instituciones. Para poder salir de esta crisis necesitamos avanzar con una alternativa que tenga legalidad para todas las personas del país.
Precisar la momento para un plebiscito doméstico, es la mejor forma de dar un norte claro para que lógicamente las personas nos reunamos y dialoguemos, para que estudiemos aquello sobre lo que necesitamos entender más, para que nos abramos a entender las posiciones de quienes piensan diferente, para que vayamos construyendo tejido social, y para que entonces votemos y sepamos que nuestra opinión importó tanto como la de todas las otras personas.
Realizar un plebiscito vinculante a nivel doméstico requerirá reformas para las que es dinámico contar con la voluntad del gobierno.
Desde la ciudadanía, quienes adherimos a esta carta, y sin ninguna expectativa de un resultado específico, pedimos al Gobierno que convoque a un plebiscito con voto obligatorio para que se defina si iniciar o no el proceso para una nueva Constitución.
Carta de añadidura al plebiscito
loading...