Polémica por cifras de fallecidos: Gobierno se parapeta en la versión de que la fuente oficial es el DEIS y la oposición exige mayor transparencia

0
147

Al más puro estilo Donald Trump, el ministro de Lozanía Jaime Mañalich calificó de “fake news”, informativo falsas, algunos datos difundidos a través de las redes sociales, tales como el de los cadáveres en el Hospital San José y el explosivo aumento en el número de fallecidos este año por “causa respiratoria”.

Esto final fue expuesto por la periodista Alejandra Matus, quien indicó la oscuridad del jueves a través de un hilo en Twitter que, según datos entregados por el Registro Civil, a una solicitud de Transparencia del abogado Jorge Álvarez, en Pimiento murieron 4.201 personas por “enfermedad respiratoria”entre el 3 de marzo y el 29 de abril de 2020.

A esa momento, el Minsal solo registra oficialmente 209 fallecidos por Covid-19. Matus cruzó los datos y respaldó su disertación con cifras que revelan una curva en la que 2020 registra un fulminante aumento de muertes asociadas a problemas respiratorios.

 

Sin secuestro, consultado por el tema que generó gran revuelo en la red social del pajarito garzo, el ministro de Lozanía Jaime Mañalich señaló que las cifras entregadas por el Registro Civil no están al día. “No creo que tengan al día la información, el Registro Civil la actualiza con seis meses de retardo”, explicó Mañalich en una entrevista matinal en Radiodifusión Duna, asegurando que si uno le pregunta ahora a este sistema, cuántas personas fallecieron por causa respiratoria como causa principal, nos encontramos que en el periodo señalado (marzo-abril de este año) fallecieron 1.949 personas, lo que representa, según el secretario de Estado, un aumento de solo 8% en comparación con el mismo periodo del año precursor.

Las palabras del titular del Minsal fueron respaldadas por la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, quien anunció encima que el número de muertes diarias por Covid-19 por comuna serán públicas más delante por parte del Registro Civil. Rubilar sostuvo que esta medida permitirá “seguir avanzando en transparencia y disponibilidad de información para todos por parte del Gobierno de Chile”.

La polémica no terminó ahí y más tarde -durante el movimiento diario del coronavirus- el propio Mañalich volvió a tocar el tema haciendo un llamado a la responsabilidad en tiempos de Covid y, por supuesto, a “certificar la fuente de los datos”, que en el caso del Minsal corresponden al Área de Estadísticas e Información de Vigor (DEIS). 

El Minsal publicó en la red el subsiguiente cuadro de los últimos cuatro abriles,  saliendo al paso de una tabla Excel que circulaba en internet sin la data del 2018 y 2019.

En paralelo, el director del Servicio de Registro Civil e Identificación, Jorge Álvarez, entregó a través de un comunicado la traducción del servicio, señalando que la información entregada por Matus se refiere “solo a registros administrativos, información que provienen de los certificados médicos de defunción que se presentan al momento de la inscripción”.

De acuerdo a la entidad dependiente del Ocupación de Neutralidad, el certificado médico de defunción consigna las siguientes tres causas: Causa inmediata: enfermedad o condición que produjo directamente la homicidio. Causa originaria A: enfermedades, lesiones y tipos de casualidad, suicidio u homicidio que ocasionó la causa inmediata. Causa inmediata B: se completa en caso de que existan más causas originarias y/o se consignan estados morbosos concomitantes.

Por lo tanto -agregan- “la información entregada no refleja necesariamente la causa inmediata o directa de homicidio de los casos referidos en el anexo. Dicha determinación la hace el Tarea de Salubridad, única entidad técnica que puede concluir en la vivo causa de homicidio de una persona”.

Abro hilo

Tras la explicación del Registro Civil, la periodista Alejandra Matus abrió un hilo en Twitter para relatar cómo adquirió los datos citados. Dijo que el 21 de abril pasado pidió vía Transparencia información sobre número, causas y área de fallecimientos ocurridos en Pimiento en 2019 y 2020, entre enero y abril, al DEIS del Minsal y al INE. Y, tres días posteriormente, lo mismo, pero desde 2010 al Registro Civil.

Matus dijo que las tres primeras entidades acusaron recibo pero hasta ahora solo ha recibido respuesta del INE, desde donde señalan que no tienen datos de número y causas de asesinato de 2018, 2019 ni 2020, porque “aún no termina un largo proceso de validación que compromete al Registro Civil y al Minsal”.

El INE expone que la fuente primaria es el Registro Civil y es esta institución la que envía los datos al Minsal, donde el DEIS, tabula y corrige, por ejemplo, las causas de homicidio. Lo mismo hace el INE por su parte con otros datos. “Luego, hay lentos análisis y revisiones cruzadas”, comentó la periodista.

En su respuesta el INE informa encima que el procesamiento de los datos de 2018 no ha terminado y que el de 2019 no ha comenzado.

Por lo tanto, concluye Matus, el Registro Civil es la fuente primaria de información sobre defunciones y causales de asesinato y, “pese a posibilidad de imperfecciones, consultar sus datos es hoy igualmente válido que solicitar información a DEIS y al INE, las tres puertas que he tocado para pedirlos”.

“Para confutar información entregada por el Registro Civil, Gobierno aportó datos procesados por DEIS como información definitiva, aunque acucioso proceso de fuerza que informa el INE demorará aún dos abriles. A pesar de tenerlos a mano siquiera ha respondido a solicitud por Tcia (Transparencia)”, indicó, poniendo el foco en que la información que el Ejecutor da como definitiva no está aún validada.

El gobierno debe aclarar por qué 

El Servicio de Vigor hasta ahora se ha parapetado en las palabras de su titular de que la fuente oficial es el DEIS. Por esta razón, el vicepresidente del Senado, Rabindranath Quinteros, criticó a la cartera por no hacerse cargo de la denuncia que surgió respecto al verdadero número de víctimas qué hay en el país por el Covid-19.

“El ministro Mañalich apunta a la falsedad del documento del Registro Civil que da cuenta de 4 mil muertes por neumonía o pulmonía, dice que no cree que tengan al día la información y que la actualizan con 6 meses de retardo. Llaman la atención sus expresiones, porque hace menos de un mes el mismo ministro explicaba “el efecto lunes” según el cual el Registro Civil hace un longevo número de certificados de defunciones ese día, semana a semana”.

El senador PS llamó a sincerar la información: “Si el documento es erróneo, el Registro Civil debe explicar por qué entrega datos equívocos. Y si sus datos son correctos, entonces es el Minsal el que está tergiversando la realidad”.

Quinteros insistió en que el Tarea de Lozanía ha sido poco transparente en la forma cómo está manejando la pandemia, afirmando que está denuncia es una muestra más de ese comportamiento.

Agregó que, “no basta que el ministro diga que es falso, especialmente cuando él reconoció una falta de confianza con el gobierno. Se debe aclarar cómo se están notificando los decesos y por qué es el Departamento de estadísticas del Minsal quien está haciendo el registro de las víctimas y no el Registro Civil, como lo informó la vocera del gobierno”.

El senador que integra la comisión de Sanidad del Senado insistió en que “la discordancia en las cifras confirma una vez más que el manejo de la información del gobierno en esta materia no ha estado a la altura. La información de calidad es determinante para tomar las decisiones correctas, y aquí no ha existido ni lo uno ni lo otro”.

Diputados PPD: “No hay espacio para la opacidad”

En tanto, los diputados del PPD, Ricardo Celis y Andrea Parra, sostuvieron que “se hace necesario que el Registro Civil transparente las causas de muertes totales en los abriles 2018, 2019 y 2020 en los meses de marzo, abril y mayo, especificando cuántas de esas causas de muertes obedecen a enfermedades respiratorias, cuantas a Covid-19 (para el año 2020), y cuántas son por otras causas de asesinato”.

El presidente de la Comisión de Lozanía de la Cámara agregó que “hay que despejar toda duda sobre la información que se refiere a la letalidad como causa del Covid-19. No pueden existir estas dudas en la ciudadanía, hay que tener claridad si el dato que utiliza el ministro Mañalich cada día proviene del Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) o directamente del Registro Civil de los certificados de defunción”.

Por su parte, la diputada Andrea Parra sostuvo que “existe una desatiendo de coordinación efectiva en el máquina del Gobierno. No puede ser que las cifras del Registro Civil no sean coherentes con las entregadas por el Ocupación de Lozanía. Es urgente que se disponga una coordinación para uniformar la entrega de estos datos porque la población necesita estar informada certeramente. Para ello requerimos de una información probado, sin opacidades, porque solo disponiendo de ella podremos tomar las mejores decisiones enfocándonos en lo efectivamente importante”.

“En otras palabras, la polémica generada por el real número de fallecidos por el Covid-19 obliga al Ministerio de Salud a revisar sus protocolos de registro y vocería de estos temas, coordinando la entrega de datos que hace el Registro Civil. Tenemos buena fe, pero no hay espacio para la opacidad”, concluyó la diputada Parra.