Policía decide no multarla por no tener las sillas de carros para los niños y a cambio le entrega un inesperado regalo

0
50

Para todo padre la seguridad y bienestar de sus hijos es y será siempre una prioridad, pero lamentablemente se presentan situaciones en la vida que dejan a un flanco algunos aspectos importantes por cubrir, cómo por ejemplo las sillas de carro para que los pequeños de la casa puedan alucinar totalmente seguros y sin ningún peligro en el automóvil.

Este es el episodio que Andrella Jackson vivió, ya que la buena fe y disposición de este policía le cambiaron la vida y la llenó de contento, sobre todo de tranquilidad para con sus hijos, puesto que si admisiblemente ella sabía que estaba infringiendo la ley al delirar con sus tres niños pequeños sin ninguna protección vistoso no podía humanamente solucionar el problema comprando la arnés para el automóvil porque tenía demasiadas deudas que detener como el arrendamiento de su hogar, comida y escuela.

“Al salir sin las sillas para mis niños sabía que me podía meter en problemas, al momento de la detención lo único que pude hacer fue decirle la verdad al oficial”.

El agente Zimmermann dio la voz de parada a la madre y al percatarse de la desaparición de las sillas para los niños se disponía a fundar un reseña con la multa correspondiente pero al escuchar a la desesperada madre no tuvo la fuerza para hacerlo, en cambio decidió darles una gran sorpresa.

Con los datos registrados de la madre se dispuso por voluntad propia comprar tres sillas para autos, dirigirse al hogar de esta grupo y darles la gran sorpresa.

“Ya sus hijos no van a tener que volver a viajar de manera insegura”.

“Cómo padre de tres hijos también sé lo importante que es la seguridad y bienestar de nuestros pequeños y realmente la historia de esta madre me conmovió, yo no iba a ganar absolutamente nada multándola, al contrario con este regalo la ayudo verdaderamente”.

Este ejemplar oficial se puso en los zapatos de esta madre y pensó en qué tal vez podría ser él quien se encontrara en una situación así con sus hijos y sería muy trágico si se vieran involucrados en algún desnivel de tránsito. Ese pensamiento fue el impulso que lo motivó a tener tan hermoso e inesperado aspaviento de solidaridad y humanidad.

Por su parte Andrella y sus tres hijos no dejaban de agradecerle al oficial. “Ya no tendré que preocuparme por las sillas, podré cubrir otras necesidades importantes en este momento”.
Comparte esta publicación y déjanos tu comentario sobre este grande agente de policía y déjale tus felicitaciones por tan precioso mueca de solidaridad.

La entrada Policía decide no multarla por no tener las sillas de carros para los niños y a cambio le entrega un inesperado regalo se publicó primero en Porque no se me ocurrio.