¿Por qué Alemania no se disculpó aún por "el primer genocidio del siglo XX"?

0
689
loading...
loading...

Es llamado por historiadores el primer exterminación del siglo XX.

Pero muy pocos han audición musitar del enorme homicidio de decenas de miles de personas a manos de tropas alemanas en lo que es actualmente Namibia.

Fue entre 1904 y 1908, cuando el circunscripción llamado África del Suroeste era colonia de Alemania, que militares de este país realizaron una implacable campaña de exterminación de dos etnias locales, los Herero, asimismo conocidos como Ovaherero, y los Nama.

De un total de cerca de 100.000 integrantes de entreambos grupos, se estima que al menos 80.000 hombres, mujeres y niños fallecieron por las balas y los cañones, el deseo o la sed. La violación de mujeres fue sistemática.

Cientos de cráneos de víctimas fueron enviados a Alemania para estudios sobre diferencias racialesque buscaban probar la superioridad de los blancos. 20 de esos cráneos fueron devueltos por un hospital en Berlín a Namibia en 2011.

Hombres sosteniendo una gran pancarta con el mensaje
Hombres y menores Herero encadenados y demacrados, con un nivel de desnutrición tal que sus costillas son claramente visibles

Más de un siglo a posteriori y luego de una larga campaña por parte de representantes Herero y Nama, delegados de los gobiernos de Alemania y Namibia negocian una posible enunciación conjunta. Se paciencia, según medios de prensa, que Alemania reconozca en los próximos meses por primera vez que fue responsable de un matanza en el suroeste de África.

Los grupos étnicos, por su parte, presentaron este mes en Nueva York una demanda frente a un tribunal federal, en el que exigen indemnización a Alemania por excluirlos de las negociaciones “en violación de la Declaración de la ONU sobre derechos de grupos indígenas”.

El principal negociador de Alemania, Ruprecht Polenz, afirmó según el diario The Guardian que lo ocurrido en Namibia “no es comparable al Holocausto”, cuyas víctimas fueron indemnizadas de forma individual por el gobierno germánico.

Pero tanto académicos como activistas señalan que las acciones contra los Herero y los Nama fueron igualmente brutales.

Y algunos académicos y escritores aseguran que los crímenes perpetrados en el oeste africano influyeron en las atrocidades que Alemania cometería abriles posteriormente en el Holocausto.

¿Qué se sabe sobre los crímenes cometidos por tropas alemanas en Namibia?

Violaciones y asesinatos

Las potencias europeas sellaron el reparto de África en la conferencia de Berlín en 1884. Alemania, que tuvo colonias en el comarca de los actuales Camerún, Togo y Tanzania, se anexó todavía la costa suroeste del continente africano, actualmente Namibia.

Soldados alemanes en Namibia a principios de siglo

Allí Alemania expulsó a comunidades de sus tierras, que fueron entregadas a colonos alemanes. La población nativa fue sometida a todo tipo de abusos, incluyendo violaciones y asesinatos.

En 1903 los guerreros Herero y Nama se rebelaron lanzando ataques en los que murieron decenas de colonos.

Alemania respondió de forma despiadada.En 1904 el emperador germánico, Kaiser Wilhelm II, despachó unos 14.000 soldados a Namibia bajo el comando del palpable Lothar von Trotha, el universal que había reprimido brutalmente rebeliones nativas en China y el este de África.

Quienes sobrevivieron batallas como la de Waterberg fueron asesinados, o forzados en dirección a el apasionado desierto de Kalahari, donde soldados alemanes habían cáustico los pozos de agua.

“Genocidio”

Hombres Herero a pie demacrados y encadenados al frente de una fila de soldados alemanes a caballo

El mensaje de Von Trotha a los Herero no deja ocupación a dudas:

“Yo, militar de los soldados alemanes, remisión esta carta a los Herero. La nación Herero debe abandonarse el país… Si se niegan, los forzaré a cañonazos…Cualquier Herero, con o sin armas, será ejecutado“.

“Von Trotha dijo a sus soldados que no perdieran su honor disparando contra mujeres y niños, que dispararan para asustarles y las forzaran a huir al desierto, donde enfrentaron una homicidio segura por sed y deseo“, señaló a BBC Mundo Reinhart Koessler, profesor en el área de ciencia política de la Universidad de Freiburg y purista especializado en memoria política, que ha estudiado durante dos décadas el pasado colonial de Alemania en el oeste de África..

Ilustración de la época mostrando una batalla entre guerreros Herero y tropas alemanas
Descendientes del general Lothar von Trotha en Namibia en 2007

Para Koessler, las palabras de Von Trotha “fueron una intención clara de exterminación, y eso es lo que constituye exterminación, la voluntad de eliminar un especie étnico“.

La violación de mujeres Herero y Nama fue tan generalizada que muchos descendientes tienen actualmente algún antiguo teutónico.

“Yo soy un descendiente directo de los Ovaherero. Tanto mis abuelos paternos como maternos tenían matanza alemana en sus venas por el extralimitación sexual que los soldados alemanes cometieron contra mi pueblo”, señaló a BBC Mundo Ngondi Kamatuka, presidente provisional de la Asociación Ovaherero contra el Matanza en Estados Unidos.

“Disculpa”

Las negociaciones entre Alemania y Namibia son resultado de un espléndido proceso iniciado luego de que la nación africana se independizó de Sudáfrica en 1990.

Ngondi Kamatuka hablando en un podio durante una conferencia en la Universidad de Kansas donde trabaja

“Lo que los pueblos Herero y Nama exigen es una disculpa oficial del pueblo germánico emitida por su representante, el Bundestag o parlamento federal. El parlamento debe pedir perdón en forma inequívoca por los crímenes cometidos en nombre del emperador contra nuestro pueblo”, afirma Ngondi Kamatuka.

Uno de los temas más espinosos es el de una posible compensación.

Alemania no acepta conversar de “reparaciones” o “wiedergutmachung” y propone en cambio ofrecer compensación a través de proyectos de infraestructura o ayuda para Namibia.

Para Kamatuke, “debe haber indemnización”. “Cuando un criminal comete un crimen no tiene el derecho de elegir las consecuencias”, aseguró a BBC Mundo.

Las comunidades piden todavía participar directamente en las negociaciones y afirman no abandonarse en lo que hará con eventuales fondos el gobierno de Namibia, dominado por otro especie étnico, los Ovambo.

Algunos observadores señalan que negociar directamente con los grupos étnicos y cuchichear de reparaciones implicaría para Alemania examinar su infracción bajo la convención de la ONU contra el matanza.

Polémica por indemnización

Pero Alemania sí pagó individualmente a víctimas del Holocausto y Kamatuka asegura que lo mismo debe suceder en el caso de Namibia.

Delegadas de Namibia en el Memorial del Holocausto en Berlín en 2011
Ruprecht Polenz, principal negociador de Alemania

“Las cifras de muertos en el Holocausto y en Namibia no son comparables, pero lo que hicieron contra nuestro pueblo fue igualmente brutal”, señaló a BBC Mundo.

Ruprecht Polenz aseguró que su país usará el término “genocidio”, según el New York Times.

Sin incautación, Polenz dijo a una radiodifusión alemana que “de acuerdo a la visión del gobierno federal, el uso del término genocidio no implica otra obligación legal, sino obligaciones políticas y morales de sanar las heridas”.

El representante oficial teutón señaló al diario britano The Guardian que la indemnización a familiares de víctimas Herero y Nama “no será discutida.

Por su parte, el Tarea de Relaciones Exteriores tudesco afirmó a BBC Mundo que “Alemania ha estado en conversaciones con Namibia desde 2014 para hallar un enfoque común sobre estos dolorosos eventos”.

“Se calma que uno de los resultados de ese diálogo sea un jerigonza popular en relación a estos eventos históricos, así como una disculpa de Alemania y la aplauso de esa disculpa por Namibia“.

Ngondi Kamatuka afirma que “si Alemania toma la posición de no indemnizar, entonces pensaremos que no quiere hacerlo porque a diferencia de las víctimas de la Segunda Exterminio Mundial, nosotros tenemos la piel negra“.

“Pobreza espantosa”

El representante Herero en Estados Unidos asegura que los fondos que pague Alemania podrían estilarse para comprar tierras “robadas a los Herero y Nama, que hoy en día viven en la pobreza más espantosa”.

Mujer Herero frente a su casa de adobo junto a un niño
Mujer Herero con un bastón en una mano y su cartera en otra, frente a una casa precaria hecha con palos y telas

Esos grupos étnicos “ocupaban cerca del 70% de la tierra antiguamente de que llegaran los alemanes.”

“Aún hoy hay muchos propietarios alemanes de fincas que sólo van a Namibia a cazar animales. Hemos sido pacientes y jamás hemos invadido esas fincas, pero los fondos de indemnización permitirían comprar algunas de esas tierras para combatir la miseria de nuestro pueblo”.

“Genocidio público”

Para Koessler, hay una “amnesia colonial” en Alemania que se debe combatir.

Es importante que los alemanes entiendan adicionalmente, asegura, que este pasado colonial está relacionado con otros eventos trágicos y mucho más conocidos de la historia alemana.

Postal en la que se muestra a soldados empacando cráneos Herero rumbo a Alemania

“Los perpetradores de muchos genocidios en el siglo XX buscaron ocultarlos, pero en el caso de Namibia fue poco muy manifiesto“, afirmó Koessler a BBC Mundo.

“La proclamación del general Von Trotha fue debatida en público y circulaban postales con ilustraciones de atrocidades, como las que mostraban cráneos siendo empacados con el comentario de que mujeres Herero habían sido obligadas a limpiarlos con trozos de vidrio”.

“Incluso, un autor de la época, Gustav Frenssen, describía los testimonios de soldados que participaron en la aniquilamiento, afirmando que lo que ocurría con la población negra estaba justificado por una ley divina“.

El ejemplar de Frenssen, “El viaje de Peter Moors a África del Suroeste”, legitimando el exterminación, fue usado en colegios y se dieron copias a los soldados que iban al frente, agregó Koessler.

¿Relación con el Holocausto?

“Claro que no puede hablarse de una camino causal con el Holocausto, pero en mi opinión, creo que esa movilización del nacionalismo y esa exposición pública a atrocidades reales coadyuvaron para desmontar el nivel de lo aceptable en términos de qué pueden hacer unos seres humanos a otros seres humanos, y contribuyeron en cierta forma alrededor de lo que ocurrió en las décadas siguientes que llevaron al Holocausto”, concluye Koessler.

Fotógrafos frente a cráneos en cajas de vidrio
Uno de los cráneos de una víctima Herero que fueron devueltos por Alemania a Namibia en 2011
Mujer mirando una exhibición de postales de la época de la ocupación alemana en Namibia

Por su parte, el escritor y periodista de investigación estadounidense Edwin Black apuntó en un artículo nuevo que lo que sucedió en Namibia “sentó un patrón” para lo que ocurriría en el Holocausto.

Black cita varios ejemplos. Eugen Fischer, el doctor Fascista reponsable de experimentos médicos criminales, había iniciado sus investigaciones sobre diferencias raciales en Namibia.

Por otra parte, “no fue sino a partir de los campamentos para Hereros que el término ‘Konzentrationslager’ o campo de concentración entró al idioma germánico”, agrega Black.

una de las mayores influencias de Hermann Goering, segundo en la cargo fascista a posteriori de Hitler, fue su padre Heinrich, primer regidor teutón en Namibia.

“El genocidio está en mis fibras”

Para Reinhart Koessler, es importante que los jóvenes sepan lo que ocurrió, ya que en Alemania “la enseñanza de la historia es muy, muy eurocéntrica”.

Cartel que dice
Filas de lápidas de tumbas de soldados alemanes
 
Placa recordando a guerreros Herero en el cementerio de Waterberg

“Mi opinión es que el Parlamento federal debe ofrecer disculpas por el matanza y que debe activo consecuencias materiales“, señaló Koessler.

Kamatuke, por su parte, afirma que “es increíble que en una nación negra independiente como Namibia, no haya un monumento o estatua dedicada al genocidio”.

Joven mujer Herero con un colorido vestido y sombrero típico de parte superior muy ancha en tela estampada

“Cuando yo era un impulsivo mis abuelos me contaron lo que sucedió con sus padres. El exterminación está en mis fibras. Lo respiro y lo pienso”, afirmó a BBC Mundo.

“Pero no se deje del matanza en los textos escolares ni en Alemania ni en Namibia“.

Para el representante Herero en EE.UU., “es doloroso ver a un pueblo que fue orgulloso reducido hoy en día a nada”.

“Los jóvenes Herero y Nama deben saber del genocidio contra su pueblo. Para que sepan quienes son, de donde vienen y cómo navegar su futuro”.

 


Fuente:T13.cl

loading...