¿Por qué es tan importante la Corte Suprema de EE.UU. para la cual nominó Trump al juez Gorsuch?

0
613
loading...
loading...

La Corte Suprema de Estados Unidos es el víscera que históricamente ha tenido que arriesgarse sobre algunos de los asuntos legales que más polémica causan en el país, como el monstruo, el alianza gay o las armas.

Tras la repentina asesinato en febrero de 2016 del magistrado Antonin Scalia, que era su principal voz conservadora, el tribunal cuenta con ocho miembros: cuatro de renglón conservadora y cuatro considerados progresistas.

La homicidio del árbitro Antonin Scalia dejó vacía una de las sillas de la Corte Suprema y dejó el equilibro liberal-conservador en cuatro jueces por cada costado.

Este martes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció su candidato para unirse a la Corte y romper ese recuento de fuerzas: el enjuiciador Neil Gorsuch.

Gorsuch debe ser confirmado por el Senado, y aunque los republicanos controlan la Cámara Inscripción, la opción no estará exenta de obstáculos.

El presidente Trump dijo de Neil Gorsuch que es un jurista “extremadamente inteligente que se atiene a los textos legales.”

El nuevo árbitro de Colorado se enfrentará a duros cuestionamientos en las audiencias del Senado para su confirmación, pues la dilema tiene un enorme impacto en el futuro procesal del país.

¿Cómo podría cambiar este designación el tribunal más detención de EE.UU.?

La Corte Suprema de EE.UU. a menudo acaba teniendo la última palabra sobre las leyes más polémicas del país y las disputas entre estados y el gobierno federal. Adicionalmente, tiene la atrevimiento final en apelaciones.

Sus integrantes atienden menos de 100 casos al año y sus fallos más importantes los anuncian regularmente en junio.

Desde su campaña, Donald Trump dijo que temas como el derecho a la interrupción del gravidez cambiarían con su disyuntiva de jueces conservadores.

Cada uno de los nueve jueces tiene un nominación de por vida a posteriori de acaecer sido propuesto por el presidente y admitido por el Senado.

Los casos alcanzan la más ingreso instancia procesal del país a posteriori de que son apelados en varios tribunales inferiores, aunque en asuntos sensibles los abogados pueden pedir una audiencia.

Los fallos igualmente pueden crear precedentes, la derecho que usan otros jueces como mentor de interpretación en casos similares.

En ocasiones, la Corte Suprema vuelve a examinar un asunto y cambia su propio precedente, un movimiento que los activistas en contra del malogro esperan que suceda.

Los temas esencia que vienen

La Corte Suprema ya tiene en la memorándum flagrante casos como el de los derechos de los estudiantes transgénero, la división ilegal de distritos electorales y una disputa por la pena de asesinato en Texas.

Asimismo es probable que el tribunal se pronuncie sobre derechos de los votantes, el derecho de las mujeres a osar sobre el engendro, los prejuicios raciales en la policía y en el sistema sumarial, así como la política de inmigración estadounidense.

El caso de Gavin Grimm será uno de los temas a discutir este año sobre los derechos de los estudiantes transgénero en las escuelas de EE.UU.

La orden ejecutiva del presidente Trump sobre el veto a la entrada de refugiados y viajeros de siete países de mayoría musulmana todavía puede ser decidida por la Suprema Corte.

El momento de los conservadores: Rajini Vaidyanathan, de la BBC

Uno de los momentos decisivos de la campaña electoral en Estados Unidos fue la asesinato del árbitro Antonin Scalia, de la Corte Suprema.

A través de mis viajes por EE.UU., republicanos a los que no les gustaba el descaro de Trump, o su lengua en dirección a las mujeres, me dijeron que estaban dispuestos a pasarlo por detención por una razón: la suposición de que Trump iba a nombrar a un magistrado conservador para reemplazar a Scalia.

Donald Trump tuvo un gran apoyo entre los cristianos evangélicos, que no apoyan el monstruo o el desposorio trolo, temas sobre los que el tribunal se ha pronunciado en el pasado.

Para ellos, los cambios de los abriles de Obama, como el aumento de los derechos de la comunidad sarasa, eran una afrenta a sus títulos fundamentales.

La semana pasada, miles de seguidores de Trump asistieron a la marcha por la vida y contra el feto. Como vicepresidente, Mike Pence se dirigió a la multitud y les dijo que iban a “volver a ganar”.

La disyuntiva del presidente Trump para la Corte Suprema representa más que una nueva honestidad: es un momento en que los títulos conservadores podrán retornar a dominar la memorándum en Washington D.C.

Los activistas contra la interrupción del estorbo esperan que la selección de Donald Trump establezca una política “pro vida” constitucional.

¿Quiénes son los otros magistrados?

La Corte Suprema de EE.UU. es un poder independiente, pero Trump ya había puntiagudo que su candidato sería un sentenciador conservador.

Durante la campaña dijo que quería a cierto que esté a confianza de la osadía de poseer armas, con una postura contra el enlace entre personas del mismo sexo y que tenga una raya dura sobre las deportaciones de inmigrantes indocumentados.

Cuando le preguntaron en el tercer debate presidencial sobre el histórico defecto de 1973 sobre el derecho a interrumpir un turbación, llamado “Roe contra Wade”, Trump dijo que sería revocado bajo su presidencia.

“Eso va a suceder de forma automática, en mi opinión, porque estoy poniendo jueces pro-vida en la cancha”, dijo.

Pero la confirmación de una corte conservadora no garantizaría victorias en todos los temas que Trump ha descrito como prioridad.

Estos son los jueces que forman la Corte, a la dilación de la confirmación o no de Neil Gorsuch:

Elena Kagan

¿Cuándo ingresó? El 8 de agosto de 2009.

¿Cómo llegó al puesto? Hija de padres puertorriqueños, Sotomayor nació en el Bronx, en Nueva York. Como estudiante en la Universidad de Princeton, peleó por la inclusión de más estudiantes y docentes latinos. Luego de cursar derecho en Yale, se convirtió en fiscal en Nueva York y más delante fue nominada al Segundo Circuito de la Corte de Apelaciones. Ingresó a la Suprema Corte por nominación de Obama.

¿Qué la caracteriza como jueza? Sotomayor es la primera magistrada de raíces hispanas, suele elegir yuxtapuesto al liga progresista y representa una de las caras de la corte más conocidas por el manifiesto universal. Su memorias integró la serie de los libros más vendidos del diario The New York Times, apareció dos veces en el programa pueril “Plaza Sésamo” y ayudó a dejar caer la famosa engaño en Times Square durante la víspera de Año Nuevo de 2013.

Sonia Sotomayor

¿Cuándo ingresó? El 8 de agosto de 2009.

¿Cómo llegó al puesto? Hija de padres puertorriqueños, Sotomayor nació en el Bronx, en Nueva York. Como estudiante en la Universidad de Princeton, peleó por la inclusión de más estudiantes y docentes latinos. Luego de cursar derecho en Yale, se convirtió en fiscal en Nueva York y más delante fue nominada al Segundo Circuito de la Corte de Apelaciones. Ingresó a la Suprema Corte por nominación de Obama.

¿Qué la caracteriza como jueza? Sotomayor es la primera magistrada de raíces hispanas, suele elegir adyacente al sillar libre y representa una de las caras de la corte más conocidas por el manifiesto genérico. Su confesiones integró la serie de los libros más vendidos del diario The New York Times, apareció dos veces en el programa de niño “Plaza Sésamo” y ayudó a dejar caer la famosa bulo en Times Square durante la víspera de Año Nuevo de 2013.

Samuel Alito

¿Cuándo ingresó? El 31 de enero de 2006.

¿Cómo llegó al puesto? Creció en una comunidad de inmigrantes italianos en Nueva Chaleco. Tras estudiar en las universidades de Princeton y Yale, sirvió en el Sección de Conciencia durante la presidenica de Ronald Reagan. El presidente George H. W. Bush lo nominó para el Tercer Circuito de la Corte de Apelaciones en 1990, puesto donde permaneció hasta que George W. Bush lo postuló para la Corte Suprema.

¿Qué lo caracteriza como sentenciador? Es un enjuiciador conservador, pero no tanto como Thomas y el fallecido Scalia. No siempre interviene en los juicios orales, pero sus preguntas suelen ser agudas, orientadas a deconstruir la razonamiento de un argumento.

John Roberts

¿Cuándo ingresó? El 29 de setiembre de 2005.

¿Cómo llegó al puesto? Nació en Nueva York pero fue criado en Indiana. Estudió Derecho en Harvard y pasó varios abriles como abogado de la despacho Reagan antiguamente de ingresar al entrenamiento privado de la profesión, donde fue uno de los asesores legales George W. Bush. Fue nominado por dicho presidente.

¿Qué lo caracteriza como enjuiciador? Este mediador del ala conservadora es el tercer presidente más tierno de la historia de la corte y confirmado a los 50 abriles. En el período pasado, más de la centro de los casos se decidieron por unanimidad, poco que muchos analistas de la corte citan como parte de la voluntad de Roberts de fomentar los acuerdos.

Stephen Breyer

¿Cuándo ingresó? El 3 de agosto de 1994.

¿Cómo llegó al puesto? De padre abogado y madre política, Breyer creció en San Francisco y asistió a las universidades de Standford y Harvard. Trabajó como asesor en el Congreso e incluso fue fiscal específico adjunto en el reconocido caso Watergate. Fue nominado por el presidente Bill Clinton.

¿Qué lo caracteriza como sentenciador? Breyer, quien pertenece al coalición socialdemócrata, considera que la corte debe considerar la historia de las leyes, la intención del Congreso y las consecuencias de sus decisiones. Cree profundamente en el gobierno y los procesos gubernamentales.

Ruth Bader Ginsburg

¿Cuándo ingresó? El 10 de agosto de 1993.

¿Cómo llegó al puesto? Esta neoyorquina estudió en Cornell y en la Maña de Derecho de Columbia. Durante su carrera litigando y enseñando se especializó en los derechos de la mujer e incluso fundó el primer semanario de derecho centrado en el tema. Fue nominada por Bill Clinton.
 

¿Qué la caracteriza como jueza? Por ser la representante del ala izquierda que lleva más tiempo en la corte, Ginsburg suele estar a cargo de asignar disensos en casos de entrada controversia. Cuenta con una almohadilla de seguidores entre el gran sabido y hasta tiene un género de fans en internet, llamado Notorious RGB. Se la suele catalogar como “el último ejemplo de la vieja guardia del liberalismo”.

Clarence Thomas

¿Cuándo ingresó? El 23 de octubre de 1991.

¿Cómo llegó al puesto? Nació en un pequeño pueblo en Georgia y estudió Derecho en Yale. Trabajó el gobierno de Misuri y en Washington DC antaño de ser favorito presidente de la Comisión de Igualdad en el Empleo, una agencia que asegura a las demandas por discriminación en el trabajo. Fue nominado por George H. W. Bush a la relativamente imberbe permanencia de 43 abriles.
 

¿Qué lo caracteriza como enjuiciador? Este conservador tiene un profundo respeto por las decisiones judiciales. Su influencia suele pesar en decisiones difíciles en áreas que no tienen mucha prensa, como la propiedad intelectual. En la corte sustituyó al primer sentenciador afroamericano y sigue siendo el único del organismo.

Anthony Kennedy

¿Cuándo ingresó? El 18 de febrero de 1988.
 

¿Cómo llegó? El californiano criado en una grupo de abogados asistió a la Universidad de Stanford y a la Escuela de Posesiones y Ciencia Política de Londres, para luego hacerse cargo del estudio legal de su padre. Trabajó con el entonces regidor de California Ronald Reagan, quien lo recomendó como mediador de apelaciones y, ya como presidente, lo nominó a la Corte Suprema.

¿Qué lo caracteriza como juez? Suele tener el voto del desempate en la corte ya que, a pesar de ser un conservador, se ha inclinado por el pedrusco dadivoso en numerosas oportunidades como en la atrevimiento sobre el casamiento gay de 2015. El principio rector de muchas de estas decisiones es si las leyes permiten la “dignidad”.

 


Fuente:T13.cl

loading...