Por qué y desde cuándo se entregan medallas de oro a los ganadores en las Olimpiadas

0
501
loading...

En los Juegos Olímpicos de la decrepitud (Grecia, 776 a. C.-393 d. C.), no existían las medallas.

Los ganadores de las competiciones eran convocados al templo de Zeus para cobrar como premio una manzana o una corona de olivo y honor.

Sin requisa, la verdadera remuneración para los triunfadores eran “el honor y la salvación“, adicionalmente de las narraciones épicas sobre sus victorias que escribían los historiadores y poetas de aquel entonces.

Así llegaron hasta tiempos actuales las leyendas de Leonidas de Rodas, el gran atleta del mundo antiguo, o de Cinisca, la princesa espartana que fue la primera mujer en vencer una competición olímpica.

Todo muy dispar a los miles de dólares en premios y doradas medallas que cuelgan de los cuellos de los ganadores de las Olimpiadas que ahora se celebran en Río de Janeiro.

¿Cuando reemplazaron a los poemas y las manzanas por las preseas de oro, plata y bronce que se reparten ahora entre los campeones olímpicos?

Plata antiguamente que oro

Para iniciar, habría que contar que las primeras medallas para los ganadores no fueron de oro, sino de plata.

Con la inauguración de los Juegos Olímpicos modernos, en Atenas en 1896, las medallas hicieron su aparición.

El Comité Altanero Internacional (COI) reconoce al estadounidense James Connolly como el primer triunfador de una presea al imponerse en la competición del triple brinco.

Por su triunfo se llevó una rama de olivo, en gratitud a los juegos de la caducidad, y una medalla de plata con las imágenes de Zeus, la diosa de la trofeo Nike y la Ciudadela de Atenas.

Para los segundos lugares se entregaron medallas de bronce y ramas de honor.

Diplomas, copas y trofeos

Las Olimpiadas de París en 1900 siquiera tuvieron al oro como símbolo de triunfo.

La mayoría de los ganadores de las competiciones en la caudal francesa recibieron copas y trofeos.

Medallas rectangulares se entregaron para los ganadores de algunas disciplinas.

El COI reseña que en ellas se podía ver a Nike, la diosa alada, sosteniendo ramas de triunfo con la ciudad de París de fondo.

En el reverso aparecía la imagen de un atleta inviceto de pie en un podio con la Ciudadela de Atenas de fondo.

Otra distinción para los atletas olímpicos destacados es el diploma, que en la presente se entrega hasta a los que quedan en octavo extensión de las competencias.

¿Por qué medallas de oro?

Uno de los motivos por los que se comenzaron a entregar medallas en las Olimpiadas fue por la tradición marcial de aquel entonces.

Las mayores distinciones castrenses de la época eran preseas circulares.

En Estados Unidos, por ejemplo, el comandante de tropa recibía una medalla dorada mientras que sus subalternos eran condecorados con insignias de plata.

El COI precisa que la primera medalla de oro olímpica vería la luz en 1904, en los juegos de San Luis, Misuri, Estados Unidos.

Desde entonces, las medallas olímpicas tienen la futuro categoría: oro al primer ocupación, plata al segundo y bronce para el tercer puesto.

Los tres metales representan, adicionalmente, a las tres primeras edades del hombre de la mitología clásica griega.

La existencia dorada representa al tiempo de los dioses, la de plata es la de la pubescencia y la de bronce es la época de los héroes y las guerras.

 


Fuente:T13.cl

loading...